FISCAL GENERAL NO CUMPLE CON LO PROMETIDO: ACLARAR EL CRIMEN DEL AGENTE DE LA PDI FRANCISCO JAVIER CRUZ M.

Por GABRIEL RODRIGUEZ

CUAUTITLAN IZCALLI, Méx.- Quince días han transcurrido a la ejecución del policía ministerial Francisco Javier Cruz Mondragón, y es hora que los ineptos y haraganes agentes, bajo el mando del “Elefante Blanco”, es decir la Fiscalía Especializada en Homicidios Zona Oriente, cuyo titular es el arrogante, prepotente, altivo, inútil, pero “honrado” y “honorable”, Mario López Guerrero, hasta el momento aún no cuentan con pistas firmes de los sicarios, autores materiales del asesinato del agente de la PDI, quien estaba adscrito grupo Cuautitlán-México, cuando fue ajusticiado al viejo estilo de la mafia.
Tanto el Fiscal Especializado en Homicidios Zona Oriente, Mario Guerrero López, como sus agentes, están vueltos unas “cabras locas” por identificar, ubicar y capturar a los gatilleros, de quienes no se duda que la ejecución del policía ministerial Francisco Javier Cruz Mondragón, haya sido por encargo posiblemente del jefe de uno de los carteles de las drogas que opera en Cuautitlán Izcalli, Cuautitlán- México y otros municipios contiguos.
Estas regiones están plagadas por un sinnúmero de temidas y sanguinarias organizaciones criminales, entre las que sobresale “La Familia Michoacana”, “El Cártel Jalisco Nueva Generación”, “Unión Tepito”, entre otras, para las cuales trabajan como “criados” infinidad de elementos de las distintas corporaciones policiacas del Estado de México, cítese: de la municipal, estatal, ministerial y hasta federal.
Mario Guerrero López, encargado de la Fiscalía Especializada en Homicidios, y sus sagaces y astutos “sabuesos”, tras la ejecución del agente Francisco Javier Cruz Mondragón, no han permitido que otros elementos de otras áreas de la PDI “metan su cuchara”, para así evitar alguna posible fuga de información que en su momento llegue a oídos de los autores materiales, porqué esto permitiría a los mata-policías andar a “salto de mata”.
Ante la ausencia de pistas sobre los sicarios la Fiscalía Especializada en Homicidios Zona Oriente, que dirige el “incorruptible” Mario Guerrero López, hasta hoy día han puesto en evidencia al Fiscal General de Justicia del Estado de México, José Luis Cervantes Martínez, de quien se recuerda que acompañado de varios de sus colaboradores acudió, días después a los lamentables hechos, a una agencia funeraria donde se velaba el cuerpo del ministerial caído.
En torno al féretro Cervantes Martínez y acompañantes hicieron una guardia de honor al otrora, triste y célebre agente de la PDI, Francisco Javier Cruz Mondragón.
En el evento fúnebre el titular de la FGJEM, quien dio el pésame a los familiares de Cruz Mondragón, expresó:
“EL COBARDE ASESINATO DE NUESTRO COMPAÑERO FRANCISCO JAVIER CRUZ MONDRAGON “PACO”, NO QUEDARA IMPUNE, NOS DUELE SU PARTIDA”.
Lo expresado por el Fiscal General de Justicia del Estado de México, José Luis Cervantes Martínez, fue calificado por infinidad de agentes de la Policía de Investigación (que no dejaron de exigir el inapelable anonimato) como una farsa y demagogia pura de la que gustan recurrir infinidad de políticos “puercos”, farsantes, ilusos y el abogado de pueblo mexiquense, no puede ser la excepción.
Los policías ministeriales cuestionados sobre el caso, como se publicó en la edición número 864, en las páginas 10 y 11, comentaron en sn de “mofa” de “lengua me como un taco”.
Asimismo los agentes de la PDI, señalaron: “ahora le toca al fiscal general, José Luis Cervantes Martínez ordenar la pronta captura de los moto-sicarios con “licencia para matar” policías ministeriales.
Finalmente comentaron los policías ministeriales que no dejaron de exigir el inapelable anonimato:
“En este asunto no puede ser nada confiable la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, porque sus cartas credenciales a las que recurre siempre en estos rimbombantes casos son la impunidad y corrupción, donde salen beneficiados únicamente los intereses personales o de grupo, y de esos sigue estando llena la aún carroñera FGJEM”.