DEL MAZO MAZA EN LA RUTA PRESIDENCIAL

Por José Santos Navarro

Alfredo del Mazo Maza y Enrique de la Madrid, herederos del poder y juniors de la política, son las dos y únicas “cartas fuertes” que tiene el PRI para jugar en la elección presidencial en 2024 y ante la incertidumbre del resultado de la controvertida jornada de Revocación de Mandato, donde, si pierde el presidente Andrés Manuel López Obrador, el país entrará en un escenario antes nunca visto.
No es nuevo, pero encuestadoras varias y periódicos a nivel nacional que se han adentrado al terreno de los números y especulaciones a través de las encuestas, ubican a Del Mazo Maza como principal gallo del PRI, pero, no por su excelente trabajo como mandatario estatal de los mexiquenses, sino porque es el más visto, el más conocido, el de más carisma, primo del expresidente Enrique Peña Nieto y, en donde, todo quedará en una guerra por el poder entre familias priístas.
La carrera presidencial 2024 no será fácil porque dentro del mismo PRI nacional, lo que queda de él, hay otros grupos, otras pandillas de políticos que ven el momento propicio de apoderarse de las migajas que queda del partido que fuera una auténtica “aplanadora”, que sólo avanzaba y aplastaba con dinero, nunca con buenos gobiernos ni desarrollo real para la sociedad mexicana, que de Mérida a Tijuana, siempre ha sido sometida por gobiernos priístas corruptos.
Las encuestas en México para analizar la preferencia ciudadana respecto a su clase política, tienen fama de mentirosas, tendenciosas y mal hechas. Pese a todo, hay priístas, hombres y mujeres cuyos nombres –desprestigiados y sin fuerza-, reviven en este mar revuelto, donde la política nacional se ha convertido en una vulgar contienda entre unos y otros, una polarización sin escrúpulos donde un día gana uno y otro al día siguiente.
Es irónico, pero, quien sea el priísta candidato para “la grande”, sea Del Mazo Maza, Enrique de la Madrid, Miguel Ángel Osorio Chong o el que sea, tendrá como adversario y enemigo político a Luis Donaldo Colosio Riojas, candidato del partido Movimiento Ciudadano, hijo del candidato priístaLuis Donaldo Colosio Murrieta, asesinado en Tijuana, Baja California, magnicidio que dejó muchas dudas y sospechas de que fue, del mismo PRI, la mano que disparó a la cabeza del candidato quien días antes, en su discurso dijo ver “Un México sediento de Justicia”.

OTROS FRENTES
El PAN y el PRD ayer enemigos políticos del PRI, hoy casi hermanos, tienen una caballada flaca. Dos gobiernos, el de Felipe Calderón y el de Enrique Peña Nieto, desacreditados, donde el pueblo, la gran mayoría ya sabe y conoce que no fueron gobiernos, sino carteles de le política, pandillas de ladrones que robaron cuanto pudieron y dejaron un México hundido en la miseria prefabricada por unos cuantos.
Azules y negro-amarillos no tienen gente. Ni hombres ni mujeres que puedan garantizar el triunfo electoral en la próxima elección presidencial. Movimiento Ciudadano (MC) partido de quien también fuera distinguido priísta, Dante Delgado –ex gobernador de Veracruz-, hoy con este gran negocio que es la política en México, tiene su partido, ha ganado poder y tiene como gallo principal a Luis Donaldo Colosio Riojas y en su tiempo, a su compañero de partido al hoy controvertido y de mala fama, Samuel García, gobernador de Nuevo León.
PRI, PAN y PRD saben que la posibilidad de ganar por sí solos, es imposible, por eso van en coalición, en pandilla, en montón porque sólo sumando los votos de los tres, podrán dar pelea al candidato o candidata de Morena y al de MC. El problema, la ruptura entre la trilogía infernal (PRI-PAN-PRD), puede darse cuando cada partido busque imponer a su “gallo o a su Adelita” o bien negociar cargos y privilegios en caso de salir triunfantes.
Por lo pronto el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, sigue con su agenda de trabajo, no hay día en que no reparta su salario rosa, sus becas, el apoyo al campo. No hay día en que no anuncie nuevas inversiones dizque para impulsar el desarrollo de los mexiquenses, los cuales cada día están más en la pobreza, el desempleo y la inseguridad. Donde las mujeres saben que nacer en el Estado de México, es peligro de muerte. La inseguridad podría ser la piedra en el zapato del heredero del poder, Del Mazo Maza.

LOS CONTRA
En el otro frente, Morena tiene buenos “gallos”, pero, también una “Adelita” de armas tomar, Claudia Sheimbaum, actual Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, quien sabe perfectamente a lo que juega y, con la amistad y simpatía que tiene del Presidente Andrés Manuel López Obrador, hasta el momento es la número uno en las encuestas para la Presidencia de la República.
Del otro lado está el canciller Marcelo Ebrard, político de largo colmillo, quien también vuela alto en las preferencias de la gente, ex priísta y ex perredista sabe jugar a la política y, tiene equipo para que lo impulse en el momento justo, pero, también experiencia y gente mala que sólo espera la orden para irse en contra de Claudia Sheinbaum. Lo mejor, sería que se sentaran, fumaran la pipa de la paz y planear un acuerdo político donde todos ganen.
Morena tiene caballería pesada, porque tiene otras buenas opciones, como son el ex rector de la UNAM, hoy representante de México en la ONU, Juan Ramón de la Fuente, Tatiana Clouthier, hija del aguerrido político panista, Manuel Clouhtier quien luchó contra el Poder y perdió, falleció en un misterioso accidente automovilístico en carretera. Finalmente, también figura el político zacatecano Ricardo Monreal, quien abiertamente ya declaró su ambición de jugar por la grande, aunque todo indica, que saldrá de Morena por sus constantes choques que tiene con el gobierno de quien fuera su amigo y hoy presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.