LLAMA EL PRESIDENTE LOPEZ OBRADOR A RESPETAR LA LIBERTAD DE EXPRESION

Por José Santos Navarro

Ante actitudes violentas e intolerantes como las manifiestas por Jocelyn Valdepeña García , titular de Comunicación Social en el municipio de Coacalco en contra del semanario MiCorresponsal, así como en otras partes del país, diputados del PAN en el Congreso mexiquense, presentaron una reforma integral con objeto expedir la Ley para la Protección de Periodistas, Libertad de Expresión y Personas Defensoras de Derechos Humanos del Estado de México y la Ley del Secreto Profesional y Cláusula de Conciencia para el Ejercicio Periodístico, así como reformas a diversas disposiciones de Ley de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México y del Código Penal.
En Coacalco, quizá por órdenes del alcalde David Sánchez Isidoro, su empleada Jocelyn, impide que este semanario MiCorresponsal se distribuya entre la gente –y empleados del municipio- en el interior del Palacio Municipal y sus alrededores, intentando con ello, evitar que la gente lea, se entere de la violencia e inseguridad que vive el municipio, donde poderosos carteles del narcotráfico han hecho de este otrora tranquilo municipio, una plaza de distribución, venta y consumo de drogas y armas.
Ante esta situación generalizada y preocupante a nivel nacional, Coacalco se ha convertido en una muestra de botón de esa intolerancia ante la información que le es incómoda, pero verdadera. Por actitudes violentas en contra de la libertad de expresión, es por ello que, incluso el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador declaró en días pasados: “Pongamos por delante la libertad de expresión y la libre manifestación de ideas, porque la libertad de expresión es derecho de todos… Todos pueden hablar, nadie puede silenciar a nadie… Ni presión ni censura para nadie”.

DIPUTADOS PAN
Los diputados del PAN en el estado de México, José Antonio García e Ingrid KrasopaniSchemelensky Castro presentaron una reforma integral, un paquete de iniciativas con objeto expedir la Ley para la Protección de Periodistas, Libertad de Expresión y Personas Defensoras de Derechos Humanos del Estado de México y la Ley del Secreto Profesional y Cláusula de Conciencia para el Ejercicio Periodístico, así como reformas a diversas disposiciones de Ley de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México y del Código Penal.

COACALCO
Pero “En la casa de la serpiente”, Coacalco, su actual alcalde priísta, ahora en sociedad con PAN y PRD, David Sánchez Isidoro, claro ejemplo de los hijos herederos del viejo, abusivo, impune y hoy agonizante poder del otrora poderoso PRI, no le gusta la prensa, pese a muchos medios, entre ellos Mi Corresponsal lo apoyaron en su primera campaña para presidente municipal, luego, como todos cambió su postura en contra de varios medios de comunicación.
Sánchez Isidoro es claro ejemplo de la vieja, abusiva, impune y hoy agonizante clase política del PRI, élite de familias que a lo largo de los últimos cien años se repartieron estados y municipios mexiquenses. Ejemplos hay muchos, el mismo gobernador Alfredo del Mazo Maza, su abuelo y su padre fueron gobernadores del Edomex y, en el caso de David Sánchez Isidoro, heredó el poder económico y político que le construyó su padre, Bernardino Sánchez, “respetado y admirado” líder de tianguistas en Coacalco.
David Sánchez Isidoro vuelve a ser presidente municipal de Coacalco, por tercera ocasión, pero, los tres años anteriores fue diputado local. Como él, hay muchos ejemplos de juniors de la política en todo el país, donde, cabezas de familia y descendientes encontraron en la política una mina de oro que vienen explotando para beneficio personal, familiar y de “amigos” incondicionales, dispuestos a servir de “tapadera” para que sus jefes, la alta élite política, ejerza su poder al viejo estilo mafioso y corporativo priísta.
Sánchez Isidoro arribó por tercera ocasión a la presidencia municipal de Coacalco, pero, su triunfo no fue nada claro. Fue impugnado y la autoridad electoral reculó y declaró ganador al candidato de Morena, Edwin Eslava, quien se había reelegido, pero, algo se movió por debajo del tinglado electoral y, de nuevo la autoridad electoral revocó el triunfo de Eslava e hizo válida la victoria de Sánchez Isidoro, algo insólito en la historia electoral de Coacalco.
Independientemente del narcomenudeo, la inseguridad y violencia en el transporte público y en las calles de pueblos, barrios, colonias y fraccionamientos, se registran constantes balaceras, ejecuciones, asaltos, robo a mano armada y, lo que fuera un apacible municipio rural, el cual acaba de celebrar el 160 aniversario de su fundación, hoy en día es uno de los municipios más violentos del país.

INSEGURIDAD
Coacalco se ha convertido en un municipio sin ley, donde sólo manda el fuerte, el violento, el gandalla. Caer en manos de la policía municipal es mil veces peor que ser víctima de la delincuencia. Violencia, inseguridad, narcomenudeo y un transporte público que es un viaje al terror, son el pan diario en este municipio, donde al alcalde Sánchez Isidoro, tendrá que trabajar mucho, para cambiar esta imagen y, verdaderamente demuestre que está ahí para servir al pueblo o, será lo mismo de las dos veces anteriores, servirse del pueblo.
El robo de autopartes es otro delito que se ha disparado en colonias y fraccionamientos, ante la nula vigilancia y la tardanza de la policía en arribar a los lugares en donde se cometieron los delitos. Balaceras, homicidios, ejecuciones, asaltos violentos en comercios y plazas, son el inició del tercer gobierno de Sánchez Isidoro.

NADA CLARO
En varios medios informativos se ha publicado la parte oscura de David Sánchez Isidoro, alcalde de la alianza PRI-PAN-PRD, claro ejemplo de cómo ascender y enriquecerse rápidamente en la política; le han bastado sólo cuatro cargos públicos para tener un patrimonio inmobiliario valuado en un millón de dólares y detonar su carrera como empresario.
También es una muestra de que cuando se es funcionario público se puede sacar provecho como empresario para así obtener bienes y propiedades, y de que evadir la justicia es posible cuando se busca regresar al poder sin importar el historial de irregularidades o cuestionamientos, incluso por supuestos vínculos con presuntos grupos del crimen organizado.
De acuerdo con información de los registros públicos de la propiedad en Ecatepec, Estado de México, David Sánchez es propietario de nueve bienes inmuebles en Coacalco con un valor total de 20.6 millones de pesos, equivalentes a 1 millón de dólares, y que sumados dan 40 mil metros cuadrados de superficie.