DEBILITADOS, PRIISTAS BUSCAN UN PRI FUERTE DE CARA AL 2023

Tras reconocer que la renovación del PRI está en manos de una mujer de ímpetu o de un hombre de experiencia y trabajo, el gobernador Alfredo del Mazo Maza, el líder nacional del tricolor Alejandro Moreno Cárdenas y el nuevo dirigente del priísmo mexiquense, Erick Sevilla Montes de Oca, sellaron el pacto de honor de trabajar juntos para construir un mejor México, dijeron.
Con la consiga de construir un partido unido, preparado y fuerte, se llevó a cabo la CXXI Sesión Extraordinaria del Consejo Político Estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), donde sus líderes, casi, casi, en un pacto de sangre, públicamente se comprometieron a trabajar unidos por un PRI más fuerte y ganar las elecciones en 2023 y dejaron en claro que en esta nueva etapa van por un México unido.
Seguros de que la época del dedazo quedó atrás, Del Mazo enfatizó que el PRI del Estado de México siempre ha sido un referente del priísmo nacional y reafirmó su convicción de trabajar juntos, para ponerse de acuerdo, para tener un PRI unido, preparado y fuerte de cara al 2023.
Luego de la toma de protesta de Eric Sevilla Montes de Oca, como Presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, y de MonserrathSobreyra Santos, como Secretaria General del Comité Directivo Estatal, por parte del Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional, Alejandro Moreno Cárdenas, Del Mazo Maza subrayó que esta renovación recae en un hombre de experiencia y trabajo, así como en una mujer de ímpetu, entrega, dedicación y fortaleza, y felicitó a los nuevos dirigentes estatales.
Se preguntó qué viene y dijo:“Viene un PRI fuerte, un PRI unido, un PRI que trabaje, un PRI que trabaje para ganar en 2023, aquí en el Estado de México tenemos PRI, tenemos PRI por mujeres y hombres de convicción, tenemos PRI que sabrá tomar las mejores decisiones, los priístas mexiquenses siempre hemos sabido tomar las mejores decisiones, y en los priístas mexiquenses, recae la responsabilidad de esas decisiones”, destacó.
Alfredo Del Mazo destacó que con casi 93 años de vida, el Revolucionario Institucional está unido y compartió las coincidencias que tiene con el Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional, Alejandro Moreno, como el de “construir un país más justo, más próspero, un país que luche por las causas sociales, un país en paz”, motivo por el cual, dijo, seguirán caminando juntos.
“Hoy estamos dando un paso más para seguir fortaleciendo al Estado de México, primero y lo quiero expresar de esa forma, porque aquí está el PRI unido, aquí está el PRI fortalecido, aquí está el priismo mexiquense, pero también el priismo nacional”, refirió.
Manifestó que el PRI es un referente histórico de nuestro sistema político, al ser una institución con visión incluyente, que lucha por la igualdad y ofrece espacios de expresión que han contribuido a dar rumbo a la nación, y respuesta a los anhelos de justicia social, a través de su capacidad de adaptación, lo cual es una de las mayores cualidades del partido.
Señaló que el PRI del siglo XXI tiene como compromiso el de preservar y fortalecer la unidad nacional, ya que son las instituciones nuestra mayor fortaleza y la democracia la gran área de oportunidad para construir un nuevo programa de unidad nacional. Por lo que siendo una “institución política histórica, sólida y fuerte, el PRI tiene la capacidad de plantear un proyecto de país que refleje el ideario de igualdad y justicia social que animó su fundación en 1929”.
Mencionó que el México actual, moderno y dinámico, se debe a la visión del PRI, a su voluntad de cambio y a su responsabilidad como constructor de instituciones, como instituto político y como heredero de una tradición política de altura, que exige adoptar las nuevas causas y promoverlas a través de la conciliación y el diálogo.
Puntualizó que el objetivo último de la política es ayudar, principalmente, a los que menos tienen, lo que permite sumar a más gente y ser más eficaces para enfrentar los retos colectivos y expresó que el PRI del Estado de México sabe crecer ante la adversidad, “venimos de sobreponernos a uno de los retos más grandes que ha tenido el priismo mexiquense en toda su historia”, ya que en 2018 el ánimo del partido tenía el reto de remontar, lo cual se logró en 2021, gracias al trabajo de los candidatos y candidatas, de los militantes y estructuras pero, sobre todo, por el liderazgo de Alejandra Del Moral, quien supo levantar al partido al saber sumar, resolver las diferencias y articular a todos.
Además, se consiguieron cerca de un millón 800 mil votos, casi 250 mil votos más que en 2018, lo que representa que el priismo mexiquense fue el que más creció a nivel nacional, aportando uno de cada cinco votos de los que tiene el Revolucionario Institucional en el país.
“Después del año 2018, en donde el ánimo priista inclusive tenía un reto para remontar, que se alcanzaba difícil de visualizar, en el año 2021, gracias al trabajo de candidatas, de candidatos, de sectores, de organizaciones, de comités, de estructuras, logramos un resultado histórico para el priismo mexiquense, pasamos de tener tres diputaciones federales, a 13 diputaciones federales del Estado, de haber ganado una diputación local, hoy en día tenemos 22 diputados locales, en el Congreso estatal, y hoy tenemos 48 Presidencias municipales, 77 si sumamos la alianza, de 125 municipios”.
Lo que no dijeron ni el gobernador Alfredo del Mazo Maza, ni el líder nacional del PRI, es que en esos también más de 90 años de gobernar el Edomex, ha crecido la pobreza, faltan escuelas, universidades, empleo, un mejor transporte, mejor seguridad y menos, mucha menos corrupción política, que ha permitido a esta clase de gobernantes enriquecerse de la noche a la mañana, que utilizan la política como agencia de empleo y sólo para amigos y familiares. No dieron como en todos estos años la inseguridad y el narcotráfico han crecido bajo el amparo y complicidad de la clase política y policiaca.