“EL PAYITO” ALCALDE DE LA “TIERRA NARCA” ATENTA VS LA LIBERTAD DE PRENSA Y DERECHO A LA INFORMACION

Por GABRIEL RODRIGUEZ

COACALCO, Méx.- Al puro estilo de la mafia priista que impera, hoy día, en la “Tierra Narca”, el presidente municipal de Coacalco, “El Payito”, alías, David Sánchez Isidoro, sacó a relucir el cobre de cuyo metal fue forjado en las filas del viejo, rancio y corrupto Partido Revolucionario Institucional (PRI), desde algún lugar en lo oscurito fraguó y ordenó, como los viles políticos priístas gangsteres, el atentado contra los artículos 6º y 7º constitucionales: la Libertad de Prensa y Derecho a la Información.
Prueba de lo antes descrito es el Semanario MI CORRRESPONSAL, medio periodístico que fue objeto de sufrir el ataque a manos de servidores públicos vestidos de civil y de varios “Poli-PRI mates” de la policía municipal armados con pistola y fusil de asalto, los cuales la semana pasada sacaron de manera amenazante y violenta del Palacio Municipal de Coacalco (región conocida de años atrás como “Tierra Narca” por sus habitantes y sicarios al servicio de organizaciones criminales) al compañero Rubén Carrillo, responsable de la distribución de los periódicos correspondientes a la edición 852 del lunes 31 de Enero de 2022.
Eran las 13:00 horas, el compañero de ésta empresa periodística cuando bajaba las escaleras que dan el patio de la presidencia municipal, fue abordado por varios “Poli-PRI-mates, quienes le marcaron el alto, con el pretexto de hacerle una revisión a él y a la mochila que el representante de éste rotativo.
Porqué la revisión, reviró Rubén, sino soy un delincuente, soy el encargado de hacer la distribución de los ejemplares de MI CORRESPONSAL dentro y fuera del palacio municipal y eso no es de ahorita, ello lo he venido haciendo ya desde hace 17 años, tiempo que lleva el semanario informando de forma veraz, oportuna, objetiva y puntualmente a la opinión pública y a nuestros cientos de lectores, además el periódico cuenta con su portal.
De manera altanera, prepotente los genízaros de la “Tierra Narca”, o sea de la presidencia municipal de Coacalco, insistieron, empuñando sus armas largas, cuyos cañones los dirigieron al encargado de la distribución de los periódicos de MI CORRESPONSAL, a quien le indicaron de forma grosera y amenazante:
“Ya te dije es una revisión y no te pongas pe…Son órdenes de allá arriba hacértela, de lo contrario las vas a pasar muy mal, ya no vas a repartir más tu p…periódico. Estas advertido, para la otra te vamos a detener”.
Rubén Carrillo contestó a los “Poli-PRI-mates”:
Hasta hoy que David Sánchez Isidoro es el alcalde por enésima ocasión de Coacalco me prohíben distribuir el periódico, es porque les resulta incómodo, pues, hablen con a MI CORRESPONSAL, para eso Sánchez Isidoro cuenta con una oficina de comunicación social, cuya directora es Jocelin Estela Valdepeña García.
El colaborador de MI CORRESPONSAL, optó por retirarse del sitio antes de ser objeto de alguna agresión o robo de los periódicos que falto repartir por los “Poli-PRI-mates”.
De pronto apareció un hombre medio calvo, vestido de saco color beige y de estatura mediana que momentos había salido de la presidencia municipal y les ordenó a los psicópatas génizaros: “déjenlo que se vaya”.
Antes de dejar tras de si el palacio municipal, el compañero Rubén Carrillo se percata que los policías municipales que lo interceptaron momentos antes le pedían de manera prepotente los periódicos de MI CORRESPONSAL a las decenas de personas que lo tenían en mano y que se hallaban pagando su predio y agua y a otras que se hallaban afuera de la Secretaría de Gobierno.
Nunca les fueron entregados los ejemplares a los “Poli-Simios” de “El Payito”, alías, David Sánchez Isidoro, gobernador municipal de la “Tierra Narca”, como es llamado desde hace años el ayuntamiento de Coacalco.
Por cierto “EL Payito” cuenta con una de sus féminas de todas sus confianzas de nombre Jocelin Estela Valdepeña Gacía, de quien se puede decir que ante el poco tiempo que lleva al frente del área de prensa no muestra las tablas indispensables que se requieren para ocupar tan relevante cargo.
Hasta el momento la amiga de “El Payito”, alías David Sánchez Isidoro le ha servido, hasta hoy, como un hermoso “florero” decorativo en la rimbombante Dirección de Comunicación Social, donde hasta el momento salen del horno “calientitos” solo boletines color de rosa que llegan a los diferentes medios de información para su publicación.

COACALCO “TIERRA NARCA”
MARCADO POR LA INSEGURIDAD Y EL NARCO, ANTE EL REGRESO DE DAVID SANCHEZ ISIDORO
Vale la pena tomar algunos párrafos de la nota publicada por el Semanario MI CORRESPONSAL en las páginas 6 y 7 de la edición 851 del lunes 24 de Enero de 2022 que inicia citando:
Dispuesto a recuperar espacios no sólo de la política, sino también a controla la delincuencia y negociar con el crimen organizado, regresó David Sánchez Isidoro por tercera ocasión como presidente municipal; su firma ya ésta en las calles: violencia, inseguridad, extorsión, guerra por las plazas y muerte: la nueva ley.
Para la sociedad coacalquense el municipio podría ser un caso perdido y, prueba de ello es que tan pronto Sánchez Isidoro tomó posesión como presidente municipal, se desató la violencia. Cuatro ejecutados cerca del Palacio Municipal, balacera en un tianguis , matan a líder de taxistas, cobrador de cuotas en tianguis y ex policía municipal, se habla de la existencia de colombianos que toca a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, investigar para quien sirve este brazo ejecutor.
La carrera política de Sánchez Isidoro, hijo de Bernardino Sánchez Gómez, “El Payo”, quien fuera poderoso líder de tianguistas en Coacalco, al servicio del PRI, está muy cuestionada por gran parte de la ciudadanía coacalquense, sin embargo, la ley electoral ya emitió su último dictamen y todo indica que el hijo de “EL Payo”, tendrá tres años más de poder en este municipio marcado por el Partido Revolucionario Institucional, la inseguridad y el narcomenudeo.
La gente sabe que la política es sucia y tiene muchos intereses. Por ello se explica el por qué David Sánchez Isidoro fue elegido como presidente para el año 2022 del Consejo Intermunicipal de Seguridad Pública de la Región XVIII Tultitlán, que tiene como propósito propiciar la efectiva coordinación entre los municipios que integran ésta región que abarca los ayuntamientos de Coacalco, Tultepec, Tultitlán y Cuautitlán, en materia de seguridad y prevención del delito.

COACALCO
PUEBLO FANTASMA NO HAY POLICIA QUE FRENE INSEGURIDAD Y VIOLENCIA
En días pasados elementos de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM) lograron la captura de cuatro sujetos, integrantes de una organización criminal dedicada al robo al transporte exprés en Coacalco, lo que deja entrever que este municipio es un pueblo fantasma, donde por ningún lado se encuentra la policía, en tanto, narcos, bandidos urbanos y pillos de cañería) hacen de las suyas cometiendo delitos de alto impacto ante los ausencia de los “Ppoli-PRI-mates” de “El Payito”, alias, David Sánchez Isidoro.
Fueron policías estatales de la Dirección de Combate al Robo de Vehículos y Transporte (DGCRVyT), quienes fueron alertados por dos personas las cuales informaron qjue momentos antes cuatro delincuentes lols habían amagado y robado un camión Freightliner, tipo caja seca, color blanco, cargado de mercancía.
Los denunciantes, chofer y ayudante, indicaron a los estatales haber sido interceptados y amagados, luego de haber sido ser despojados del transporte de carga, fueron abandonados en una de las calles de la colonia Los Acuales.
El camión, dijeron las víctimas a la policía, cuenta con sistema de posicionamiento global ((GPS), por los que los efectivos de la policía estatal rápidamente implementaron un operativo para ubicar a los bandoleros.
Fue en un inmueble de la calle de Lluvia, donde se ubicaron a los cuatro autores del transporte de carga en los momentos que traspasaban de la unidad de carga, la mercancía consistente en cajas propiedad de una empresa dedicada a la venta de diferentes productos de estilo de vida con inspiración japonesa.
Los detenidos por los elementos de la SSEM dijeron llamarse: Eduardo “N”, Juan “N”, Edson “N” y Brayan “N”, de 30, 25, 28 y 24 años de edad, respectivamente y mismos que tenían ya tiempo al robo de transporte y al secuestro exprés, según informaron las autoridades estatales.
Transporte de carga, mercancía y bandidos fueron puestos disposición del agente del ministerio público correspondiente, mientras los estatales se encargaron de resguardar el inmueble que servía de bodega clandestina para guardar y ocultar todo producto robado por el grupo delictivo.