NO APARECE EL “SOPLON” QUE LA FGJEM INUTIL Y ATENIDA BUSCA PARA ACLARAR MATANZA DE 13 POLICIAS

Por GABRIEL RODRIGUEZ

TOLUCA, Méx.- Seis meses han transcurrido a la emboscada y masacre de que fueron objeto agentes de la Secretaría de Seguridad del Estado de México y de la Fiscalía General de Justicia Estatal, registrada el jueves 18 de marzo de 2021, en el poblado de Llano Grande, municipio de Coatepec Harinas, 13 de los cuales murieron bajo una “lluvia” de bala que salió de las armas largas accionadas por sicarios de la organización criminal denominada “La Familia Michoacana”. En el ataque murieron 8 agentes de la SSE y 5 de la FGJEM.
Hoy día y a seis meses del matadero de policías, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, aún a pesar de recurrir a su artimañas de haber ofrecido desde entonces una recompensa de medio millón de pesos a aquel “soplón” que le pusiera en “bandeja de plata” a los tres líderes de “LFM”, que ordenaron la emboscada y matanza de 13 policías, 8 estatales y 5 ministeriales, sigue esperando al informante o “halcón” que le brinde información veraz, oportuna y confiable que la lleve a ubicar y detener a los líderes de “LFM” que planearon y ordenaron la emboscada y matadero de policías.
Pero la falta de voluntad, confiabilidad, capacidad y aunado a lo inútil, atenida, anodina y comodina la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, a través de su titular, ALEJANDRO JAIME GOMEZ SANCHEZ, recurre a su descarada, cínica y mezquina “costumbre” de ofrecer su clásica “recompensa” de 500 mil pesos por cada uno de los líderes de “La Familia Michoacana”, identificados como ALBERTO ROMERO PEREZ, alías “La Macrina”, SILVERIO MARTINEZ HERNANDEZ, alías “El Fierros” y GILBERTO MISAEL ORTIZ TRUJILLO, alías “El Barbas”, que en la actualidad son fugitivos de la justicia, de los cuales la FGJEM ya olvidó de capturarlos, a pesar de que éstos son los maquiavélicos sicarios que participaron y ordenaron la emboscada y masacre de policías estatales y ministeriales de la SSEM y FGJEM.
La recompensa de 500 mil pesos por cada uno de los líderes de “LFM”, en mención, que ordenaron la “cacería” y masacre de los 13 policías en Llano Grande, municipio de Coatepec Harinas el jueves 18 de marzo de 2021, así como la aprehensión de 25 “halcones” encargaos de venta y distribución de droga y otros delitos en la zona, son PALOS DE CIEGO, distractores para quitarle el enojo social al caso. ALFREDO DEL MAZO MAZA y sus testaferros, el fiscal general, ALEJANDRO JAIME GOMEZ SANCHEZ y el secretario de Seguridad de la entidad, RODRIGO MARTINEZ CELIS WOGAU, saben que sucedió y en donde están los asesinos, pero hay INTERESES y COMPROMISOS.
En círculos policiacos se oyen voces que comentan, tras los audios difundidos en redes sociales del lugar de los sucesos desde donde un agente estatal, vía radio, preso de la angustia y la desesperación solicita ayuda, exclamando: “Pido apoyo en Puerta del Carmen. Nos están disparando en Llano Grande, son Los Rojos. Nos están disparando en Llano Grande”. Una lluvia de bala caía sobre los 13 policías.
Fuentes allegada a la FGJEM comentan a MI CORRESPONSAL que los gatilleros por lo menos se llevaron dos días en planear su infernal maquinaria de “plomo” contra sus “presas de la SSEM y FGJEM, mismas que los sicarios (cerca de 40 de éstos) tuvieron a corta distancia el convoy policiaco, cuyos representantes de la ley que lo integraban en breves minutos fueron materialmente ametrallados.
Por lo antes descrito se presume que los tres vehículos oficiales con sus ocupantes fueron ametrallados bajo fuego cruzado por el camino por el cual transitaba el convoy policiaco, de donde las autoridades ministeriales recogieron por lo menos 670 casquillos percutidos, correspondientes a fusiles de asalto.

UN “BAILE” DE LA SSEM MOVIL DE LA MATANZA DE POLICIAS
Como se recuerda este rotativo
Continúa en la Página 2
daba a conocer a la opinión pública que las primeras investigaciones emprendidas por la FGJEM de los hechos que el día martes 16 de Marzo, un grupo de policías de la Secretaría de Seguridad del Estado de México, en el municipio de Ixtapan de la Sal presuntamente durante un patrullaje lograron la captura de un promedio de 8 sicarios de la organización criminal denominada “La Familia Michoacana”.
Los policías estatales los encabezaba un alto mando de apellido JURADO, que ordenó requisarles a los componentes de “LFM”, vehículos, droga, armas de alto poder y no así a los detenidos se le exigió “bailar” una cuantiosa suma de dinero.
Entre los pistoleros estaba uno de los líderes de “La Familia Michoacana”, al que se le identifico como ALBERTO ROMERO PEREZ, alías de “La Macrina”, que hoy día es quesque uno de los más “buscados” por la farsante FGJEM en el Estado de México y entidades circunvecinas, junto con sus testaferros SILVERIO MARTINEZ HERNANDEZ , alías “El Fierros” y GILBERTO MISAEL ORTIZ TRUJILLO, alías “El Barbas”, señalados como los que ordenaron la emboscada y matanza de los 13 policías en Llano Grande, municipio de Coatepec Harinas, el jueves 18 de Marzo de 2021.
Posteriormente al “baile” del que fue objeto “La Macrina”, y su séquito de sicarios registran un “repazón” ahora a manos de presuntos agentes federales por recomendación de los agentes de la SSEM (entre éstos de apellido JURADO) que son los que ponen en “bandeja de plata” a los gatilleros de “LFM”.
“La Macrina” y varios de sus sicarios fueron puestos en libertad. Dos días más tarde los líderes de “La Familia Michoacana”, “La Macrina”, “El Barbas” y “El Fierros” se cobraban la afrenta emboscando y masacrando a 13 policías de la SSEM y FGJEM, en Llano Grande, municipio de Coatepec Harinas, para lo que debieron de haber recurrido a sus “halcones” que trabajan en las instituciones líneas arriba citadas, quienes debieron informar (o dar el “pitazo”) del lugar por donde andaría patrullando el convoy policiaco.
Todo el tiempo necesario tuvieron los sicarios de “LFM” para fraguar, primeramente la emboscada para minutos después, tras elegir el lugar y la hora para cobrarse la afrenta, terminaban ésta masacrando a los 13 policías que viajaban en tres vehículos, dos de la propiedad de la SSEM y uno de la FGJEM.
Lo que todo mundo se pregunta dónde está el jefe policiaco de la SSEM, de apellido JURADO y demás agentes del Secretario de Seguridad del Estado de México, por quienes presuntamente se desató la emboscada y masacre contra 8 de sus compañeros y 5 de sus vecinos, pertenecientes a la Fiscalía General de Justicia del Edomex.
El “baile” hecho por JURADO a “La Macrina” y pistoleros, todos ellos pertenecientes a “La Familia Michoacana”, debió de haber sido del conocimiento de los medios y altos mandos de la SSEM, uno de los cuales sería en primera instancia el Secretario de Seguridad del Estado de México, RODRIGO MARTINEZ CELIS WOGAU, alías “ROBO-COP”, luego el corrupto Subsecretario SERGIO HERNANDEZ CHAVEZ GARCIA, maestro en administración militar, de “cara sucia”, “rostro grotesco” y sobre todo de “manos puercas” y “uñas largas”, que ha hecho de la policía estatal un auténtico “cochinero”, y quien se niega a renunciar a la dependencia estatal, porque aún sabe que cuenta con el abrigo y manto protector de su “hado padrino”, el gobernador del Estado de México, ALFREDO DEL MAZO MAZA.
Este debe estar consciente que sus aliados y mañosos pupilos, titulares de la FGJEM y SSEM, sobre tan crispantes hechos y “cacería” de los líderes de “LFM”, antes descritos, hoy día, parece haber resultado más que una detestable y abominable actuación disimulada, en la que también intervinieron fuerzas federales.
Han pasado 6 meses a los sucesos, y parece que la FGJEM, sufre la enfermedad del HALZHEIMER, es decir, pérdida de la memoria grave, y no únicamente en éste caso, sino en muchas otras estridentes matanzas, cuyas víctimas eran policías del Edomex, masacres que nunca jamás serán aclaradas sino todo lo contrario: sepultadas por los INTERESES y COMPROMISOS entre las dependencias y organizaciones criminales que actualmente siguen VIGENTES.
Por otro lado fuentes allegadas a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México comentaro a EL CORRESPONSAL:
“Actualmente el Estado de México está en manos del crimen organizado. El hecho generó indignación general, mientras los titulares de la FGJEM y SSEM, Alejandro Jaime Gómez Sánchez y Rodrigo Martínez Celis Wogau, respectivamente, se cubrieron y se exhibieron gritando a los cuatro vientos un sinnúmero de frases y palabras huecas, llenas de ironía, de falsedad y de cinismo:
“Esto es una afrenta contra el Estado Mexicano, por lo que responderemos con toda la fuerza, “vamos a ir por ellos y los presentaremos ante la justicia”, para que esta masacre no quede impune”.
“Como es sabido en círculos políticos y policiacos, se oyen, sobre este estridente caso, comentarios nada halagadores, tanto para el gobernador ALFREDO DEL MAZO MAZA, como para sus vasallos que ostentan los cargos de la FGJEM y SSEM, Alejandro Jaime Gómez Sánchez y Rodrigo Martínez Celis Wogau, respectivamente, en el sentido de que todo mundo sabe de la existencia de las organizaciones criminales y cuáles son las zonas donde éstas operan en la clandestinidad, claro, con la aprobación, protección y consentimiento de los altos y medios mandos y “tropa” de ambas instituciones, que en muchas de las ocasiones PACTARON con el crimen organizado, en el cual se pueden incluir “El Cártel Jalisco Nueva Generación”, “La Familia Michoacana”, “Los Rojos” y “Unión Tepito”, entre muchas otras más agrupaciones criminales”.