CARTELES SE FORTALECEN Y SE APODERAN DEL ESTADO DE MEXICO

Por GABRIEL RODRIGUEZ

TOLUCA, Méx.- En los últimos años en el Estado de México, pobres y ricos, empresarios millonarios influyentes y poderosos, políticos encumbrados y servidores públicos, representantes de la ley y la justicia, así como fiscales, ministerios públicos y altos y medios mandos de la Fiscalía General de Justicia y Secretaría de Seguridad del Estado de México (FGJEM y SSEM, respectivamente), son testigos de la consolidación del crimen organizado, concretado particularmente por el narco en territorio mexiquense.
Los cárteles que han sentado sus reales en el Estado de México han forjado su imperio en ésta entidad mexiquense. Organizaciones criminales que han visto pasar frente a sus narices a políticos de alto nivel, entre los que sobresalen de particularmente ex gobernadores, miedosos, frágiles, medrosos, ineptos y faltos de agallas para enfrentar y combatir a secuestradores, a mata mujeres, sicarios, narcomenudistas y a los propios líderes o barones de la droga que capitanean grupos delincuenciales que han transformado la región y gran parte de los municipios del territorio mexiquense en “centrales de abasto” de estupefacientes.
Este “paisaje de muerte” ha derivado que el Estado de México está convertido en un EDOMEX BARBARO, consecuencia de la feroz batalla que sostienen los cárteles de las drogas por la ambición y poder desmedidos de apoderarse, sin importar dejar a su paso decenas de muertos, durante ejecuciones, masacres, descuartizados, feminicidios y secuestros, entre muchos otros delitos que por año, y hasta hoy en la actualidad, cientos están clasificados como crímenes…sin resolver.
Fuentes allegadas al gobierno de Del Mazo, quienes exigieron el inapelable anonimato, añadieron a todo lo antes descrito, sin reserva alguna:
“Y toda esa mortandad e ilícitos, se da a los fuertes intereses de instituciones mediante la indiferencia y complicidad a través de sus integrantes”.
“Entre éstas dependencias están la FGJEM y SSEM, y policías municipales, que con ésta actitud y mañas han encontrado a modo como ganar dinero sucio, proveniente del crimen organizado, cuyos integrantes siguen sueltos por el Estado de México”.

GALERIA DE LA MUERTE
CHALCO
Cruz “N”, de 40 años de edad, fue sorprendido por la muerte representada por solitario mercenario que esperó el momento que saliera de su domicilio su víctima para meterle un balazo en pleno corazón, utilizando un arma de fuego de grueso calibre, la cual llevó a pensar a la policía que el móvil de los hechos se trató de una posible venganza
Al término del ataque, el gatillero emprendió la fuga a pie con rumbo desconocido, dejando tras de sí tendido en el suelo a su presa a la puerta de lo que fue su domicilio, ubicado en la esquina de la Avenida Cuauhtémoc Poniente y calle Mazatlán, colonia La Bomba, municipio de Chalco.

VALLE DE CHALCO
Una mujer de aproximadamente 65 años de edad fue encontrada muerta en un lote baldío, ubicado en la Avenida Isidro Fabela, entre la calles Poniente 15 y Poniente 14, colonia Agostadero, municipio de Valle de Chalco.
La sexagenaria, según la policía presentaba huellas de estrangulamiento; a su vez la mujer tenía amarrados pies y manos. El ministerio público dio fe de que la fémina muerta fue oculta por él o los mata-mujeres entre unos matorrales.

IXTAPALUCA
Una pareja que se hallaban en su recamara de su domicilio, ubicado entre las calles de Alcatraz y Durazno, colonia Plutarco Elías Calles, municipio de Ixtapaluca, fue sorprendida por varios integrantes de un comando armado que irrumpió de manera violenta en el inmueble, que sin piedad y sangre fría rociaron de plomo, que vomitaron los cañones de pistolas calibre 9 mm y rifles de alto poder de los llamados “cuernos de chivo” contra el hombre y la mujer.
En el lugar de la masacre, peritos de la fiscalía mexiquense, encontraron un promedio de 40 cartuchos percutidos, referentes a armas de fuego de grueso calibre y de rifles de asalto; éstos últimos, muy usuales por sicarios al servicio del crimen organizado y llevar a cabo este tipo de sangre y muerte.
Investigaciones posteriores a los sucesos, llevaron a la Policía de Investigación a establecer que la ejecución del hombre y mujer a manos del comando armado, fue un ajuste de cuentas entre probables mafiosos.

IXTAPALUCA
Frente a una casa, ubicada en la calle Brisa, de la Unidad Habitacional Cuatro Vientos, municipio de Ixtapaluca, fue descubierto abandonado un arma explosiva conocida como Mortero.
El hallazgo del artefacto explosivo lo llevó a cabo José Ricardo Pineda, dueño de la casa, donde fue abandonado el artefacto.
Al tener conocimiento del hallazgo, la policía municipal, estatal y Guardia Nacional acordonaron la zona ante un posible riesgo de que se accionara el mortero y causara grandes estragos y daños a infinidad de casas y personas.
Pasados unos minutos personal especializado en este tipo de menesteres se encargó de levantar y retirar el artefacto con todas las medidas extremas de seguridad el artefacto, lo que permitió al vecindario recobrar la calma ante tan tremendo susto que llevaron por el descubrimiento del mortero que quizás haya sido abandonado por algún bromista demente.

HUEHUETOCA
Jesús Sebastián “N”, de 24 años de edad por hacerle la competencia a grupos criminales en la venta y distribución de las drogas, fue objeto de una visita sorpresiva en su domicilio, ubicado en la Privada de Alce Sur y Paseo del Fraccionamiento Santa Teresa III, municipio de Huehuetoca, por varios sicarios provistos de armas de fuego de grueso calibre que con saña inaudita lo llenaron de “plomo”.
Tras la ejecución de su presa, los pistoleros se dieron a la fuga, no sin antes dejar una estela de muerte, derivado en un ajuste de cuentas pendientes. Jesús Sebastián “V”, la gran mayoría de los nueve balazos los sufrió a quemarropa en la cabeza. El MP horas después daba fe de los hechos.
El ahora occiso, en vida, según dijeron familiares a la policía era adicto a la “mota” y al estupefaciente conocido en el mundo de las drogas como “crystal”.

ZINACATEPEC
El agente del ministerio público de la Fiscalía Especializada de Homicidio del Valle de Toluca, dependiente de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, consiguió una sentencia condenatoria de 55 años de prisión para BLANCA ANAYET ARRIAGA ARZATE, tras acreditar su participación en el asesinato de un hombre el 20 de agosto del año 2020, en el municipio de Zinacantepec.
La sentenciada era integrante de una célula de la organización criminal denominada “La Familia Michoacana”, relacionada con extorsiones a diversos negocios y numerosos homicidios registrados en el Valle de Toluca.

CHIMALHUACAN
Dos pistoleros al llegar a bordo de una motocicleta, bajaron de ésta para encaminarse a la entrada de una casa, ubicada en la calle de Paloma Negra, colonia San Lorenzo Parte Alta, municipio de Chimalhucán. Estando dentro del inmueble realizaron su enmienda, consistente en ejecutar con el tiro de gracia a un hombre que vestía prendas de mujer.
Concluido el ajusticiamiento, los autores materiales optaron por la retirada abordando la misma motocicleta en la que llegaron para cumplir con el encargo mortal. Los vecinos al escuchar los disparos, esperaron unos minutos, para enseguida dar aviso a la policía local.

MELCHOR OCAMPO
Quince casquillos percutidos por una arma de fuego calibre 9 mm, fueron entre las evidencias que encontraron en el sitio, donde un hombre y una mujer fueron materialmente acribillados en los precisos momentos en que se disponían a subir a un automóvil Chevrolet, Spark, color negro.
Dos fueron los sicarios que a bordo de una motocicleta hicieron los disparos que privaron de la vida a la pareja, identificada José Olídeis “N” y Constanza “N”.
Mientras el varón moría en el lugar de los hechos (la calle Corregidora, colonia La Florida, municipio de Melchor Ocampo), la dama aún con vida fue llevada a un hospital de la zona, donde moría cuando recibía los primeros auxilios. De los gatilleros no se sabe nada, hasta el momento.

TENANGO DEL VALLE
Debajo del puente peatonal, ubicado en la comunidad de San Pedro Tlanixco, municipio de Tenango del Valle, con visibles huellas de tortura y con el clásico tiro de gracia, se hallaron ejecutados dos hombres desconocidos en un probable ajuste de cuentas de mafiosos. Las víctimas oscilaban entre los 25 y 30 años de edad.
Los sicarios ejecutores, antes de desaparecer de la zona de sacrificios, dejaron al lado de las víctimas un mensaje firmado por el grupo criminal que se adjudicó el doble homicidio, mismo que sentencia a correr la misma suerte para aquellos criminales rivales.