VIOLENCIA Y NARCO TUMORES MALIGNOS QUE SE PROPAGAN EN EDOMEX; DEL MAZO NO TIENE LA “CURA” PARA COMBATIRLOS

Por GABRIEL RODRIGUEZ

TOLUCA, Méx.- La metástisis que padece y que conforme transcurre el tiempo se propaga por las diferentes partes del “cuerpo” del gobierno de Alfredo del Mazo Maza lo ha llevado a éste a caer “enfermo” ante estos terribles tumores malignos que padece por años, como son: violencia y narco, que hasta el momento le impiden contar con el antídoto o la “quimio” para combatirlos.
La violencia y el narco tienen gravemente “enfermo” en los últimos años al mandatario estatal que no cuenta con un médico de cabecera que lo atienda y lo auxilie para que lo alivie de tan malévolos e implacables tumores.
Mientras que el mandatario estatal está en la espera de un milagro que ocurra para antes de que concluya su gestión como gobernador, sus gobernados no cuentan con nadie, mucho menos con la ayuda o auxilio de la Secretaría de Seguridad del Estado de México y la Fiscalía General del Edomex, para echar fuera del territorio mexiquenses a los causantes de los tumores malignos que después de su entrada triunfal a la entidad mexiquense se encargaron de generar oleadas, una tras otra que conforme pasa el tiempo han dejado una estela de fuego, sangre y muerte, años tras años.

GALERIA DE LA MUERTE
CHICOLOAPAN
Dantesco.
Un sádico homicidio se viene a sumarse a las espeluznantes estadísticas de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, que ocultan decenas de muertes violentas que por obviedad finalmente en el baúl de la dependencia clasificado: crímenes sin resolver.
Otro caso en particular, que seguramente se verá envuelto con el manto de la impunidad y corrupción de la FGJEM, es el de un hombre, cuyo cuerpo descuartizado fue hallado y abandonado dentro de unas bolsas de plástico negras en las calle Pacto de Torreón, esquina con Porfirio Díaz, colonia Francisco Villa, municipio de Chicoloapan.
En la inspección ocular realizada por las autoridades ministeriales, se conoció que los restos el destazado yacían distribuidos en 7 bolsas de plástico; ahora le tocará al personal del Servicio Médico Forense determinar a través de la autopsia establecer si el varón fue desmembrado vivo o muerto, labor diabólica muy peculiar por el crimen organizado. En las bolsas se encontraron: brazos, pies, torso, manos y piernas.

CUAUTITLAN IZCALLI
Al ver que se acercaba hacia ellos un vehículo de donde asomaban los cañones de varias armas de fuego Daniel “N”, de 49 años y su amigo, le imprimieron mayor velocidad en la camioneta en la que trataron de perder a los ocupantes de otro vehículo para ponerse a salvo de posible ataque a tiros.
Los ocupantes del vehículo en movimiento lograron darles alcance a sus dos presas que viajaban en camioneta; los pistoleros dieron alcance a sus dos presas a las que sin piedad las rociaron de “plomo” a discreción.
Los ahora occisos quedaron a un lado de la camioneta en la trataron de huir y así evadir el ataque a tiros, zona en la que el ministerio público, peritos y Policías de Investigación dieron fe, localizando entre los indicios 19 casquillos percutidos, correspondientes a diferentes armas de fuego de alto calibre. Los asesinos, como siempre ocurre en estos casos: huyeron.
Los representantes de la ley, según comentaron que muerte al estilo del viejo Chicago de los dos hombres, seguramente se trata de un ajuste de cuentas ordenada por una de las organizaciones criminales que han edificado en esta localidad su emporio e imperio.
Aquí en esta región se hacen las ciegas, sordas, mudas, cojas y mancas las diferentes corporaciones policiacas: municipal, estatal y ministerial que presuntamente mantienen vínculos muy estrechos con grupos delincuenciales que durante su estancia en esta localidad han sembrado el miedo, horror y terror entre los residentes de Cuautitlán Izcalli, “plaza” que a la fecha es objeto de disputa por los cárteles de las drogas, entre los que brillan en todo su esplendor: “Cártel de Sinaloa”, “La Familia Michoacana” y “Cártel Jalisco Nueva Generación”, entre otros.

CUAUTITLAN IZCALLI
La abogada Miriam Yasmín Ramírez Cabrera, de 38 años de edad, fue hallada muerta con múltiples golpes y con huellas de asfixia, en su domicilio, ubicado en la colonia Parque de San Mateo, municipio de Cuautitlán Izcalli.
La fémina en vida se desempeñaba como notificadora del Juzgado de Control de Cuautitlán del Poder Judicial del Estado de México. La licenciada desde el jueves 5 de Agosto de 2021, estaba como desaparecida.
La Fiscalía General de Justicia del Estado de México, tiene a su cargo las investigaciones en torno al estridente caso, hasta el momento arrojan que la abogada que la última persona con la que pudo estar fue con su pareja sentimental, la cual hay es buscada por elementos de la PDI.
Por su parte el Gobierno del Edomex, a través de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAVM), atiende a la familia de la servidora pública del Poder Judicial de la entidad mexiquense, que fue descubierta sin vida en su domicilio rentado por la ahora occisa desde hacía tiempo.
En la inspección ocular, personal de la FGJEM, precisan que la servidora pública presentaba lesiones que le fueron proferidas a puñetazo, así como huellas de asfixia hechas por él o los autores de la mortal agresión.
Hasta el momento, el ministerio público y Policía de Investigación, no han revelado si la muerte de Miriam Yasmín Ramírez Cabrera, de 38 años de edad, tuvo origen en un posible robo o venganza de algún conocido muy cercano a ella, entre los que no se descarta su pareja sentimental.

NEZAHUALCOYOTL
Cruenta balacera protagonizada por dos organizaciones criminales rivales, desató el pánico, histeria, horror y terror en el vecindario de la calle Oriente 6, entre la Avenida Loma Bonita y Sur 2, colonia Reforma, municipio de Nezahualcóyotl.
El enfrentamiento a tiros entre dos células de diferentes grupos delictivos asentadas en esta localidad, donde, tal parece, que hay ingobernabilidad, dejó además un saldo de un sicario muerto, otro herido y ocho más detenidos.
La trifulca a balazos llegó a oídos de la policía local que con miedo y zozobra que los acompañaban decidió ponerse a trabajar a pesar de los riesgos que corrían al solo escuchar que los protagonistas eran sicarios de dos distintas organizaciones criminales antagónicas; una compuesta por 3 y la otra por 2 gatilleros.
Las razones sociales de los grupos delincuenciales que sostuvieron la zacapela a balazos, los representantes de la ley declinaron en revelarlas por miedo o precaución.
Los 8 sicarios capturados durante el operativo implementado en el sito de la trifulca, posteriormente fueron puestos a disposición del ministerio público correspondiente, donde la Policía de Investigación tras los interrogatorios “científicos” sabrán apodos, nombres de éstos y de sus líderes y por obvio a que cartel de las drogas pertenecen, que sin duda saldrán a relucir, posiblemente, “La Familia Michoacana”, “Cártel Jalisco Nueva Generación”, “Unión Tepito” y “Cártel de Tláhuac”, entre otros, los cuales tienen presencia y operan en la Zona Oriente del Estado de México.

NEZAHUALCOYOTL
La Tierra del “Coyote Hambriento” se ha tornado como la prometida y fértil para los Cárteles de las Drogas, urbanos y de albañal que ven que como unos “peleles” al gobierno y la policía, por lo que cotidianamente pasan “lista de presente”, en ésta y otras localidades de la Zona Oriente.
La muerte vuelve a hacer acto de presencia en el municipio de Nezahuacóyotl.
Ello lo avala el hallazgo realizado en la calle de Lago Musters 23 y Lago Onega, colonia Ciudad Lago, municipio de Nezahualcóyotl, de una camioneta Suzuki, con placas de circulación NPF-3980, del Estado de México, abandonada de cuyo interior emanaban olores fétidos.
Por estos nauseabundos olores, los vecinos reportaron la camioneta abandonada a la policía. Un grupo de elementos de la municipal acudieron al sitio indicado por el vecindario.
Efectivamente ahí se hallaba una camioneta Suzuki con la matricula antes citada. Durante la inspección de la unidad los “cuicos” percibieron un olor insoportable a putrefacción.
Los genízaros solicitaron la presencia del personal de la fiscalía mexiquense, quien en las diligencias realizadas descubrieron que un hombre con visibles huellas de tortura, amarrado y en estado de descomposición se hallaba en la cajuela de la multicitada camioneta.
Con los indicios hallados dentro de la unidad y las ropas que vestía el ahora occiso, fueron vitales evidencias para identificar al encajuelado, que en vida llevó el nombre de Adán Benito Salinas Pérez, de 43 años de edad, quien desde el 5 de Agosto de 2021, estaba desaparecido.
Salinas Pérez, dijeron las autoridades ministeriales, en vida se desempeñaba como Jefe de Conservación y Servicios Generales del Hospital de Traumatología de Magdalena de las Salinas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
Asimismo la Policía de Investigación por versiones de familiares de Salinas Pérez, se supo que el empleado del IMSS se había comunicado con sus seres queridos, para informales, vía celular, que se dirigía rumbo a casa a bordo de su camioneta, lo cual nunca sucedió.
Ahora toca a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México resolver la muerte del trabajador del IMSS, qué ojalá no convierta en un misterio su esclarecimiento, maña a la que siempre recurre la inepta, cínica, mentirosa, vilipendiada y desprestigiada dependencia en este tipo de estridentes casos, detrás de los cuales él o los motivos podrían tratarse de una venganza o ajuste de cuentas procedentes de algunos de los asesinos del bajo mundo del hampa.
La muerte del Jefe del Departamento de Conservación y Servicios Generales del Hospital de Traumatologías de Magdalena de las Salinas, no se descarta que haya sido por encargo, dijeron finalmente las autoridades ministeriales.

CUAUTITLAN IZCALLI
Tras un llamado de auxilio al C-5, policías de la Secretaría de Seguridad del Estado de México y elementos de la municipal, acudieron a la Avenida Lago de Guadalupe y la calle de José María Morelos y Pavón, colonia Ejidos de Guadalupe Tepojaco, a unos metros de la Universidad Politécnica, municipio de Cuautitlán Izcalli, donde se localiza una cisterna con agua sucia y pestilente.
Grande fue la sorpresa que se llevaron los policías de ambas corporaciones al descubrir que dentro de la cisterna estaba el cuerpo de un hombre que materialmente fue descuartizado.
Las partes del cuerpo humano del desconocido quedaron estaban esparcidas por toda la cisterna; cabeza, brazos, dorso y piernas se veían entre el agua sucia y putrefacta.
Todo rasgo físico del destazado parecía haberse borrado; la labor de identificación del varón será extremadamente difícil para el personal de la fiscalía.