DEL MAZO MAZA, SE LA JUEGA

Por José Santos Navarro

Desesperado, en una acción electorera de última hora, el gobernador Alfredo del Mazo Maza con el clásico cinismo priísta, cuando el Edomex es la capital del crimen y mar de sangre, violencia y delincuencia, declara que la seguridad pública es prioridad para su gobierno, por lo que “trabajará” en coordinación con todos los niveles de gobierno para garantizar gobernabilidad, estabilidad y paz. En el último tercio de su gobierno se percata de que falló.
Pero el pueblo mexiquense no olvida. Ya sacó al otrora poderoso, temido y mafioso Grupo Atlacomulco. En la elección de 2018, el voto popular les quitó el poder y dominio legislativo en la Cámara de diputados local y más de 70 municipios de los más industrializados y poblados como Toluca, Ecatepec, Tlalnepantla, Naucalpan, Atizapán y muchos otros que quedaron en manos de Morena.
A una semana de la elección que marcará su derrota política, Del Mazo Maza, demasiado tarde busca enmendar, corregir el camino, pero, su destino perdedor está marcado. Sabe que la inseguridad en todo el estado de México generado por la delincuencia común y organizada, mata cualquier campaña electoral, cualquier promesa, cualquier oferta, cualquier despensa, playeras, bolsas y cachuchas. El primeo de Enrique Peña Nieto, está desahuciado electoralmente.
Ante esta situación, hace unos días el mandatario mexiquense encabezó la décima Cuarta Sesión Ordinaria del Consejo Estatal de Seguridad Pública, donde aseguró que continuarán enfrentando a la inseguridad con decisión a fin de superar los desafíos presentes y recuperar la tranquilidad de las familias.
Sin embargo, miente, como buen político priista se refugia en la mentira de siempre, porque si el Edomex ocupa los primeros los primeros lugares en delitos comofeminicidios, secuestros, extorsión, homicidios y robo, entre otros, en tiempos electorales no puede tapar el sol con un dedo. La sangre ahí está, la desaparición y crimen en contra de mujeres, la droga en el sur de la entidad y una policía estatal de las más corruptas del país.
Presumió que el Estado de México consiguió las calificaciones más altas en la historia del Informe Estatal de Evaluación del Fondo de Aportaciones de Seguridad Pública, elaborado por el Secretariado Ejecutivo, en 2020, y esto los compromete a seguir trabajando en el tema de seguridad. Sin embargo, la realidad lo desenmascara.
El colmo del cinismo fue cuando Del Mazo Maza declaró que su estrategia de seguridad ha dado como resultado una policía más preparada, confiable y comprometida, dijo, que trabaja con vocación de servicio, apego a los derechos humanos, y el respaldo de tecnologías de vanguardia que contribuyen a la focalización de esfuerzos tácticos y operativos. Eso dice él, pero, los números, la realidad en las calles de pueblos, colonias y barrios dice todo lo contrario.

SUS TÍTERES
Para reforzar sus mentiras, Del Mazo echó mano de sus títeres de Seguridad. El Secretario de Seguridad del Estado de México (SSEM), Rodrigo Martínez Celisdestacó que la ciudadanía estará cobijada el día de la jornada electoral por más de 12 mil elementos policiacos, y se desplegará el estado de fuerza necesario para cubrir en su totalidad los 125 municipios
Con la palabrería de siempre, sostuvo que la corporación trabaja en coordinación con las autoridades federales y partidos políticos, para garantizar que el proceso electoral se dé en un clima de paz, y refrenda su compromiso de que no se permitirá que ningún grupo criminal amedrente a los ciudadanos y candidatos.
Enfatizó al decir que la ciudadanía estará cobijada por más de 12 mil 144 elementos de la Policía Estatal. “Desplegaremos, a través de nuestras ocho coordinaciones, el estado de fuerza necesario para cubrir en su totalidad los 125 municipios, y hemos identificado aquellos en los que habremos de apuntalar nuestra presencia.
Ernesto Nemer, secretario General de Gobierno, aseguró que la administración mexiquense trabaja en la estrategia de seguridad para garantizar a la sociedad mexiquense una jornada electoral ejemplar, en un clima de paz, en donde cada ciudadano ejerza libremente su derecho al voto. Recordó que la elección del 6 de junio participarán 12 millones 370 mil ciudadanos mexiquenses y más de 2 mil 600 candidatos.
Letra muerta. Recordó que los dirigentes de todos los partidos, sin excepción, firmaron entre ellos, el “Pacto por la Legalidad y el Respeto”, habiendo acordado llevar a cabo una campaña propositiva, constructiva, sin descalificaciones y transmitir este compromiso a sus militantes y simpatizantes”, expresó.
Finalmente, otro bueno para nada, Alejandro Gómez Sanchez, fiscal General de Justicia mexiquense precisó que, hasta la semana pasada, se habían abierto 152 carpetas de investigación por delitos electorales, entre los que refirió amenazas, denuncias de hechos, violencia política contra la mujer, compra de votos o el uso ilegal de fondos, bienes o servicios, a cargo de un servidor público para beneficiar a candidatos o partidos políticos.
Prácticamente todo esta listo. La violencia se apoderó de esta elección y, el 6 de junio, sin duda, alguna, el voto popular marcará un nuevo mapa político en el Estado de México, donde, sin duda, el gran perdedor será el priísta Alfredo del Mazo Maza.