PERSISTE EL “COCHINERO” EN LA FGJ DESMANTELAN BANDA DE SECUESTRADORES EXPRES COMPUESTA POR “PEJOTAS” Y “16´”

Por GABRIEL RODRIGUEZ

TLALNEPANTLA, Méx.- Después de recibir la denuncia del robo de un automóvil Toyota, Prius, modelo 2016, color plata, placas de circulación NCS4167 ocurrida sobre el Eje Satélite-Tlalnepantla, poco antes de llegar al Periférico, elementos de la Secretaria de Seguridad del Estado de México, emitió una alerta para encontrar el vehículo en mención, presuntamente utilizado para cometer el delito de secuestro exprés; a través del Sistema de Arcos Carreteros, detectaron el paso de la unidad sobre la Avenida José López Portillo y Gustavo Baz, colonia Santa María Guadalupe, municipio de Tlalnepantla.
De inmediato los elementos de la SSEM implementaron un cerco virtual y dieron seguimiento al objetivo (Toyota, Prius, color gris plata) sobre la calle Colegio Militar, en su intersección con Castillo de Chapultepec, colonia Las Huertas, donde se observó a un hombre estacionar el auto al interior de un conjunto habitacional.
En el lugar, policías adscritos a la Dirección General de Combate al Robo de Vehículo y Transporte (DGCRVyT), detuvieron a un sujeto que dijo llamarse Ezequiel Blancas Olivares, de 32 años de edad, con domicilio en la Unidad Niños Héroes lote 3, manzana F, municipio Cuautitlán Izcalli, a bordo del automóvil cuando salió de la zona.
Apegados al protocolo de actuación, los efectivos de la SSEM realizaron una inspección del Toyota, Prius, color plata (utilizado para cometer el delito de secuestro exprés), encontrando al interior del coche códigos de luces de uso exclusivo de unidades oficiales, así como un juego de esposas metálicas. Por tal motivo el detenido de quien no se dio a conocer sí era ministerial o “madrina” de la Policía de Investigación de la FGJ, fue puesto a disposición del agente del ministerio público.

AL TOYOTA SE LE RELACIONA EN UN SECUESTRO EXPRES
Por su parte el Semanario MI CORRESPONSAL le dio seguimiento al caso, el cual fue a parar a manos de la Fiscalía Especializada de Secuestro del Valle de México, que con fecha 24 de Marzo de 2021 inició la carpeta de investigación NUC: TLA/FST/104/076802/21/23 por el delito de secuestro exprés en el municipio de Tlalnepantla.
Las víctimas de dicho ilícito responden a los nombres de Rafael Romero Martínez, de 59 años, de ocupación comerciante y Oscar Muciño Galván, de 25 años de edad, de ocupación Técnico Dental, quienes dejaron asentado en la denuncia correspondiente:
Que el día 23 de Marzo de 2021, aproximadamente a las 19:30 horas circulaban en el vehículo Toyota, Prius, modelo 2016, color plata, placas de circulación NC4167, sobre el Eje Satélite-Tlalnepantla, poco antes de llegar a Periférico, les cierra el paso de frente un vehículo de color blanco, del cual desconocen el tipo o características, del cual descienden tres sujetos armados con pistolas y los bajan de su vehículo para subirlos en el de color blanco; les piden que se agachen y los traen arriba del vehículo por un tiempo de 40 minutos, liberándolos en las inmediaciones de la colonia Lagos de Guadalupe, municipio de Cuautitlán Izcalli, robándole a la primera víctima, un teléfono celular, cartera, reloj de pulso y la cantidad de mil 500 pesos; la segunda víctima, vehículo, reloj de pulso y mil 500 pesos.
La Fiscalía Especializada de Secuestro en el Valle de México, dio seguimiento al secuestro exprés del que fueron víctimas Rafael Romero Martínez y Oscar Muciño Galván.
Agentes de la citada fiscalía para entonces tenían en sus manos a Ezequiel Blancas Olivares, quien fue sujeto a interrogatorios durante los cuales confesó venirse dedicando al secuestro exprés en complicidad con agentes de la Policía de Investigación de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, adscritos a la comandancia regional, con sede en el Centro de Justicia en Naucalpan, cuyo comandante es de apellido LOMELI “N”.
Posteriormente tomó las riendas del estridente y delicado caso, según fuentes de la FGJ, efectivos adscritos de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción en el Estado de México, quienes se encargaron de detener al resto de los agentes de la Policía de Investigación que conformaban la organización criminal dedicada al secuestro exprés.
Por los pasillos, oficinas y sanitarios de la pútrida Fiscalía General de Justicia del Estado de México, cuya sede se ubica en Toluca, surgieron rumores que con el paso de los días, a los hechos antes narrados se volvieron en una “verdad histórica”.
Un agente de la Policía de Investigación y un “madrina” bajo el mando del comandante regional de apellido LOMELI “N”, eran detenidos; sus nombres, no salieron a la luz, por el simple hecho de que una orden dada desde la cúpula de la podrida FGJEM fue en el sentido que dicha consigna debería de cumplirse a como diera lugar y a hue…
Por ello el asunto no fue del dominio de la mayoría de los medios de comunicación. Sin embargo MI CORRESPONSAL contactó a sus “halcones” al interior de la FGJEM, los cuales señalaron:
“El comandante regional del grupo Naucalpan debido a las redes de corrupción al interior de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, se vio cubierto por el manto protector del titular de “cochinero” en que está convertida la institución, cuyo “Jefe de Jefes” es Alejandro Jaime Gómez Sánchez, que en complicidad con otros fiscales y altos mandos policiacos sacaron del “grave problema” en el que estaba involucrado el corrupto comandante LOMELI “N”.
Este último, quien fue chofer y escolta de una ex fiscal de Investigación de Recuperación de Vehículos Robados, conocida dentro del hampa oficial que reina en la FGJEM con el alía de “LA CHILINDRA” presuntamente fue presionado y obligado a que renunciara al cargo que le había conferido la “COSA NOSTRA”: FGJEM, y a entregar su placa y pistola; sólo así evitaría ir a la cárcel por proteger y ser el presunto líder de la banda de secuestradores exprés integrada por policías ministeriales y postizos “judas”.
Cabe destacar que la organización criminal dedicada al secuestro exprés fue desmantelada a raíz de las labores de investigación realizadas por elementos de la Dirección General de Combate al Robo de Vehículos y Transporte (DGCRV y T) de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEMM) los cuales lograron ubicar el automóvil Toyota, Prius, color plata, placas de circulación NCS-4167, en la calle Colegio Militar, en su intersección con Castillo de Chapultepec, colonia Las Huertas, donde se observó a un hombre estacionar el auto al interior de un conjunto habitacional.
El detenido, en posesión del vehículo, dijo llamarse Ezequiel Blancas Olivares, quien posteriormente delataba al resto de sus testaferros e integrantes de la organización criminal: policías ministeriales e “izquierdos”.
El coche Toyota, Prius estaba relacionado con el delito de secuestro exprés y el delincuente detenido era uno de los integrante de la banda de plagiarios exprés que días antes, junto con sus testaferros, policías ministeriales y “madrinas” habían robado a sus víctimas de nombre Rafael Romero Martínez, de 59 años y Oscar Muciño Galván.