EN EL GOBIERNO DE ELENA GARCIA EL INDICE DELICTIVO NUNCA HA IDO A LA BAJA; ESTE CRECE APRISA POR CULPA DE SU POLICIA

Por GABRIEL RODRIGUEZ

TULTITLAN, Méx.- Durante el gobierno municipal de María Elena García Martínez, el índice delictivo nunca ha ido a la baja, sino todo lo contrario, éste crece aceleradamente y por lo consiguiente ello ha provocado que hasta el momento no se ha podido recuperar la seguridad pública perdida, que como todo mundo lo sabe a ciencia cierta que con claridad, el origen de la escalada delictiva en la “Tierra del Tule” es la misma, temida y corrupta policía de “La Reina del Cártel de Tultitlán”, aseguran fuentes allegadas al cabildo y del palacio tultitlense.
Estas últimas precisaron enseguida:
“Al final de cuentas, tanto la presidenta municipal, María Elena García Martínez como sus lacayos y jefe de estos “Poli-Simios”, Ricardo Ramírez Ibarra (a) “Gepeto”, solo fingen en el intento de controlar la delincuencia urbana y sobre todo a las organizaciones criminales, entre las que figuran el “Cartel Jalisco Nueva Generación” (CJNG) y “La Familia Michoacana” (LFM) y el “Cartel de Sinaloa” (CDS). A esto se le puede llamar fracaso, contubernio o complicidad”.
“Hoy día, a final de cuentas la delincuencia organizada y urbana han recuperado su cadencia ascendente, lo cual parece no importar y muchos preocupar a “La Reina del Cártel de Tultitlán”, María Elena García Martínez y su “gatito”, Ricardo Ramírez Ibarra (a) “Gepeto”, comisario de la policía más temida y corrupta del Estado de México”.
“El fracaso del gobierno y policía de Elena García, consistió en que no se dieron los pasos necesarios y determinantes para abatir las causas estructurales de la delincuencia organizada y callejera, que resultan de manera en particular de la convivencia entre “Poli-Simios” y bandoleros, es decir ésta política fracasó porqué se busco administrar lo que había que exterminar”.

CRIMEN ORGANIZADO DEJAA SU PASO POR TULTITLAN UN OLOR A MUERTE
A las afueras de la taquería con razón social “Tacos Orishas”, ubicada en la Avenida Niños Héroes, esquina Rancho Santa María, colonia Villas de San José, fue acribillado y ejecutado de 7 balazos un sujeto cuando pasaba por el establecimiento por solitario pistolero integrante de alguno de los grupos delictivos que operan y pululan por la zona.
Testigos oculares del ataque mortal, dijeron a la policía que: “cuando llegamos al establecimiento en mención, para comprar varios tacos, se escuchó una serie de detonaciones. Todo mundo corrió a ponerse a salvo para evitar ser alcanzado por alguna bala perdida; minutos antes vimos a un sujeto con pistola en mano que sin mediar palabra alguna disparó a quemarropa a un hombre que caminaba por fuera de la taquería. Tras los balazos el pistolero huyó del lugar.”
De la ejecución del entonces desconocido, tomó conocimiento personal de la fiscalía mexiquense e inició la carpeta de investigación corresposndiente.