ELECCION DEL EDOMEX, EXHIBIRA LAS MISERIAS DEL PRI, PAN Y PRD

Por José Santos Navarro

Otra vez con el pretexto de la democracia, miles de millones de pesos tirados a la basura a través de campañas políticas, dinero que debería invertirse en investigación, educación, salud, en la creación de más universidades y tecnológicos, mejor seguridad pública; de nueva cuenta se despilfarra en el gran teatro electoral, en dar chamba a una bola de ciudadanos chupeteadores que encuentran en la “grilla” un trabajo, seguro y muy bien pagado.
PRI, PAN, PRD, PVEM, PT, Morena y la chiquillada, rémora que debe desaparecer del panorama electoral, vuelven a estirar la mano. Miles de millones de pesos en campañas, donde las y los presuntos representantes populares, las mismas caras de siempre con el discurso de siempre, vuelven a las promesas de que “ahora sí”, combatirán la inseguridad e impulsarán el progreso y desarrollo.
En las campañas electorales para diputados locales y los 125 presidentes municipales, en el papel, en el discurso habrá agua para todos, transporte seguro, barato y no contaminante. La pandemia del Covid-19 vino a echarles abajo sus planes de campaña, las cuales, no podrán ser reuniones masivas, se acabó el “acarreo” y saben que ahora el fraude electoral es delito grave y se paga con cárcel.
Morena es actual ejemplo de lo sucio, falsa y traicionera que es la política en todo el país, pero, específicamente en el Estado de México, donde el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador se bate en el lodo, en la suciedad, la ambición y la traición, dado que resultó igual que los demás partidos políticos, donde los cargos de elección popular se reparten de acuerdo a padrinos, dinero, intereses, grupos, pandillas y hordas. La democracia pasa a segundo tema, lo importante es el reparto de cargos de elección popular para los amigos.
Pareciera que en una entidad con 17 millones de habitantes, sólo existe la familia política tradicional y mafiosa de siempre. Es tiempo de que los partidos –mientras perdure este sistema- busquen en las Universidades a la nueva generación de políticos y políticas en cuyas manos, ideología, honestidad y trabajo en favor del pueblo se debata en las urnas y no en lo oscurito entre camarillas del poder.
Morena padece el virus del agandalle político. Todo indica que saldrá con saldo rojo en esta elección, toda vez que los grupos, hordas, pandillas o cárteles buscan imponer a su gente. Higinio Martínez, Daniel Serrano e Isaac Montoya siguen sin ponerse de acuerdo. Es inevitable la ruptura, división y hasta desbandada de Morena.
Los registros formales de las plantillas a los ayuntamientos de todos los partidos ante el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) tienen como plazo el próximo 25 de abril. El inicio de campañas es el 30 de abril y las elecciones a los ayuntamientos mexiquenses, así como a las diputaciones locales serán el próximo 6 de junio.

ELENA GARCIA
Experta en eso de sobrevivir de la política, pese a su pésimo y negro gobierno en Tultitlán, dejó mucho que desear. Inseguridad, intolerancia a medios de comunicación, violencia, inseguridad, drogas y poco desarrollo, son sus cartas. Va con Morena, partido que le abrió las puertas, pero, ahora, podría cerrárselas por su mal gobierno, sin embargo, va por la reelección, no por su buen gobierno sino el desgarriate que hay dentro de Morena, donde los intereses, padrinazgos y dedazo son las reglas para elegir candidatos.
JUAN ZEPEDA
Quien juró que nunca saldría del PRD, hoy es candidato de Movimiento Ciudadano para la presidencia municipal de Nezahualcóyotl, donde ya fue alcalde y quiere de nuevo. De la presidencia de Neza, brinco a senador y, de nuevo ahora quiere regresar a la nómina del “Coyote Hambriento”. También fue candidato a la gubernatura que ganó Alfredo del Mazo Maza.

RUTH OLVERA
Otra cara conocida la de Ruth Olvera quien del PAN saltó a Morena y ahí ganó la presidencia municipal de Atizapán de Zaragoza, cuando antes con el PAN fue alcalde de Tlalnepantla y diputada. Hoy busca la reelección como alcaldesa

FERNANDO VILCHIS
Ecatepec por ser el municipio más poblado del país, con 1.7 millones de personas y, por ende, una gran fábrica de votos electorales para los candidatos; por ser un municipio con gran presupuesto, es uno de los más peleados por los partidos políticos y, por ello, Fernando Vilchis Contreras, no quiere dejar el cargo, busca la reelección porque sabe que de ahí brincará a una curul ya sea en la cámara de Diputadlos local o la federal.
Su papel como edil de Morena no ha sido bueno. Falló en su promesa de dotar de agua potable a toda la población. Falló en su promesa de devolverle al municipio seguridad. Hoy en día es la alcaldía con más violencia, inseguridad, feminicidios. El asalto y robo en el transporte público es mortal y no hay freno. El narcomenudeo, cervecerías y pésimo servicio de transporte público, son sus cartas. Por si fuera poco, también es el municipio con más fallecimientos por Covid, junto con la Ciudad de México.

LOS PARTIDOS
El escenario político en el estado de México es crítico. Da pena ajena, pero se mueven, buscan una luz, quieren su moche, sus prerrogativas millonarias que durante años usaron bajo intereses de grupo y personales. Hoy, derrotados hace tres años, en la elección del 2018, buscan, creen que pueden levantarse, pero, el pueblo ya los conoce y sabe de qué pie cojean.
Por eso perdieron Tlalnepantla, el municipio más industrializado junto con Naucalpan, generadores de empleo y riqueza. Atizapán de Zaragoza, Izcalli, Coacalco y otros más del Valle de México que perdieron por abusivos y mentirosos. Toluca, Metepec y otros también se suman a la pérdida azul.

EL PRI
El PRI es el peor de todos los partidos. Lo tuvo todo, gobernó por décadas los principales municipios mexiquense, generó la poderosa hermandad conocida como Grupo Atlacomulco, de donde salían gobernadores, diputados locales y federales, senadores, secretarios de Estado. Hoy, muchos de ellos con un pie en la cárcel. Todo es cuestión de tiempo. Perdieron todo por ladrones y chapulines mentirosos.
Alfredo del Mazo Maza sabe que es la última oportunidad y echa toda la carne al asador. Van los hombres y mujeres de su primer círculo de poder, desmantela su gabinete con la intención o creencia de que está haciendo bien las cosas y que el pueblo mexiquense votará por el PRI y su achichincles PAN y PRD, mejor dicho: sus cómplices.