ELENA GARCIA SIGUE NECIA, ENGAÑADA DE QUE MERECE LA REELECCION

Por GABRIEL RODRIGUEZ

TULTITLAN, Méx.- María Elena García Martínez (a) “La Reina del Cártel de Tultitlán” quiere dar una nueva cara, su rostro grotesco de ineficiente está grabado en los habitantes de la “Tierra del Tule”, quienes sin duda negaran el voto a la alcaldesa del partido político mexicano Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), quien además de no cumplir con su responsabilidad y promesas de campaña, deja un municipio en manos de la inseguridad, violencia, narcomenudeo, narcotráfico, agresiones, amenazas y atentados contra la Libertad de Prensa y Derecho a la Información.
Por lo pronto ya está apuntada para repetir el cargo. Como toda la estirpe política del país, se cree digna de otra oportunidad, de que la gente vuelva a votar por ella, cuando, sin duda, existen miles de personas en el municipio mejores que ella como administradora, como autoridad, como presidenta municipal y, sobre todo, como mujer política su administración ha sido un reverendo fracaso.
Por lo antes referido, decenas de personas del pueblo de Tultitlán, no quitan el dedo del renglón al calificar a la alcaldesa, María Elena García Martínez como la “OVEJA NEGRA” de la 4ª Transformación o bien como la “VERGÜENZA INSTITUCIONAL” de MORENA, cuyo slogan reza ser “La Esperanza de México”, cuando detrás de dicha frase cuanta mentira y cinismo destila la presidenta municipal.
Los habitantes cuestionados a unas calles de la Presidencia Municipal, sobre la administración “La Reina del Cártel de Tutitlán”, señalaron tras exigir el inapelable anonimato:
“Durante el tiempo que lleva de gobernar el municipio de Tultitlán, la alcaldesa María Elena García Martínez, no ha cumplido con las promesas que hizo en su campaña, entre las que sobresale la seguridad, y cuyos sufragios acabaron de sentarla en la “silla” de la presidencia municipal, desde la cual, a la fecha, ha dejado crecer la inseguridad, violencia, narcomenudeo y narcotráfico”.
¿Por qué han crecido estos flagelos antisociales, que han hecho de la “Tierra del Tule” un auténtico infierno?, se preguntan los entrevistados que se negaron a revelar su identidad, y quienes de manera contundente comentaron enseguida:
“La inseguridad, violencia, narcomenudeo, narcotráfico, impunidad y corrupción, parecen ser los auténticos flagelos antisociales más fieles y aliados de un gobierno municipal traidor que permiten a éste ir de la mano o caminar codo a codo con sanguinarios y poderosos barones de los cárteles de las drogas. El tórrido romance entre ambas clicas parece que en la localidad no tendrá fin”.
“Entre las filas de la policía municipal y de tránsito, hechos una podredumbre, se oyen comentarios sumamente delicados, en el sentido de que son varias las organizaciones criminales que pueden estar tras bambalinas del gobierno de María Elena García Martínez, que via, director de la corporación policiaca, Ricardo Ramírez Ibarra (a) “Gepeto” trabajan de manera coordinada con algunos grupos criminales”.
Asimismo contados “Poli-Gorilas” de la policía municipal coincidieron en externar, no sin antes exigir el inapelable anonimato:
“En círculos policiacos se comentan que no únicamente Tultitlán, sino en municipios aledaños, que los cárteles de las drogas que operan en la “Tierra del Tule” es por la “luz verde” emitida desde las cúpulas de las administraciones municipales”.
“La presencia del “Cártel Jalisco Nueva Generación” (CJNG), de “La Familia Michoacana” (LFM) y “El Cártel de Sinaloa” (CDS), que son poderosas organizaciones criminales a nivel nacional e internacional, no pueden negarla la presidenta municipal de MORENA, María Elena García Martínez y mucho menos su fiel y servil “gatuno” de la Policía Municipal y de Tránsito, Ricardo Ramírez Ibarra (a) “Gepeto”.
Las fuentes confiables puntualizaron:
“Un ejemplo de los “trabajos” funestos fue estridente ataque realizando por el crimen organizado, a través de sus serviles sicarios, es el registrado en el mes de Febrero de 2021, en contra del vocalista de la Agrupación Musical Merengue “Zona Rika”, Jaime Cruz Pastrana, que en el medio artístico era conocido cariñosamente como “Jimmy”.
Las autoridades ministeriales informaron con respecto a la ejecución del cantante del grupo musical “Zona “Rika”, ésta se dio cuando “Jimmy” circulaba en su camioneta Ford, tipo Ecosport, color blanca, sobre la Avenida Quintana Roo, colonia San Pablo de las Salinas, municipio de Tultitlán, El músico y vocalista de la agrupación antes referida iba acompañado de su pareja sentimental.
La pareja de “Jimmy” dijo con relación a los hechos a la Policía de Investigación de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México:
“Veníamos tranquilos en la camioneta cuando de pronto dos sujetos que viajaban en una motocicleta, nos salieron de frente para enseguida sacar armas de fuego que accionaron contra Jaime Cruz Pastrana. El ataque fue directo hacia mi pareja y del cual resulte sana y salva”.
“Por lo menos fueron 15 los disparos que la camioneta recibió en su carrocería y ventanillas. Fueron muchos los balazos que privaron de la vida a mi pareja sentimental, dijo la mujer a los representantes de la ley, quienes dejaron entrever que el móvil de la muerte de Jaime Cruz Pastrana, fue un posible ajuste de cuentas o deudas de droga”.
Desde entonces, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, no da visos de contar con pistas firmes parta identificar y ubicar a los gatilleros autores materiales de la muerte del vocalista de “Zona Rika”, quien en vida había caído en el pozo más profundo de la adicción a las drogas y quien por cierto llegó a cobrar por adelantado las presentaciones del grupo musical que nunca cumplió, aún cuando existía un contrato con los empresarios del mundo de la farándula.
A casi dos meses de que la ejecución del cantante Jaime Cruz Pastrana se registrará en un municipio inseguro, violento y donde el narco brilla en todo su esplendor, como lo es en toda la extensión de Tultitlán, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, se ha hecho una haragana declarada que le vale un sorbete aclarar el sonado crimen de “Jimmy”.
“La sangre sigue corriendo por la “Tierra del Tule” y la muerte ni se diga ésta continua en su galopar, consecuencia de ello, ahí están las ejecuciones, feminicidios, violaciones, desapariciones, extorsiones, secuestros, robo de vehículos y de transporte de carga con mercancía diversa que han ido a parar a bodegas o almacenes habilitados como escondites para el crimen organizado y de todo ello no conoce nada o no se entera el gobierno y policía de Tutltilán, eso es una vil mentira”.
“Los pobladores de la región estamos enterados de lo que hace la delincuencia organizada y oficial, que Elena García y Ricardo Ramírez Ibarra, pero que podemos hacer cuando la ley y la justicia están del lado de los sanguinarios y poderosos grupos gángsteriles”.