“CACERIA” DISIMULADA DE LA FGJ Y SSEM VS LOS LIDERES DE “LFM”, “EL BARBAS”, “LA MACRINA” Y “EL FIERROS”

Por GABRIEL RODRIGUEZ

TOLUCA, Méx.- La persecución desatada desde el 18 de marzo contra los líderes de “La Familia Michoacana”, Gilberto Misael Ortiz (a) “El Barbas”, Alberto Romero Pérez (a) “La Macrina” y Silverio Martínez Hernández (a) El Fierros”, que planearon y ordenaron la emboscada y matanza de 13 policías, 8 estatales y 5 ministeriales, en la comunidad de Llano Grande, municipio de Coatepec de Harinas, parece resultar, hoy día, no más que una “cacería” disimulada por la FGJ, SSEM y Fuerzas Federales.
La masacre de los servidores públicos, va camino a la impunidad, como muchas otras matanzas que se han registrado desde años atrás en la zona sur del Estado de México, que en su mayoría han ido aparar al baúl del olvido e impunidad de la holgazana FGJ.
Las frases emitidas por el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, como las de sus lacayos de la FGJ y SSEM, Alejandro Jaime Gómez Sánchez y Rodrigo Martínez Celis Wogau (a) “Robocop”, respectivamente, coincidieron en condenar los crispantes hechos en los que fueron emboscados y masacrados a balazos por cerca de 30 sicarios de “LFM” que accionaros armas de fuego de alto poder provocando la muerte de manera súbita de 13 policías del Edomex, citando, que el ataque a los elementos es una afrenta contra el Estado Mexicano y que las autoridades responderán con fuerza, buscando justicia y evitando el ataque quede impune. Vamos a ir por ellos y los presentaremos ante la justicia. Es una afrenta contra el Estado Mexicano, por lo que responderemos con toda la fuerza”
Dichos expresiones parecen que los personajes antes citados las sacaron de alguna una serie policiaca o de ciencia y ficción, muchas de las cuales son transmitidas por cablevisión, cuyos protagonistas dramatizan muy bien su papel haciendo circo, maroma y teatro.
De todo esto tienen algo la FGJ y SSEM, instituciones que están conscientes que muchos de sus policías ministeriales y estatales tienen compromisos, pactos o convenios con el crimen organizado que deben de respetarse y ser cumplidos, de no ser así las afrentas o desafíos están a la orden del día, como pudo haber ocurrido en el caso de la emboscada y matanza de los servidores públicos, que hoy es llamada como “Los 13 de Coatepec de Harinas”.
Las dependencias aludidas, hoy día, cuentan con el equipo más sofisticado y personal altamente capacitado en sus respectivas áreas de Inteligencia que le serían muy útiles a la FGJ y SSEM para ubicar la “madriguera” de los líderes de “La Familia Michoacana”, hasta el momento todavía prófugos de la justicia o bien podría recurrir a sus “halcones” oficiales que tienen relación estrecha con el crimen organizado, los cuales les brindarían información confiable para capturar a los fugitivos que ordenaron la emboscada y masacre de 13 policías, 8 de la SSEM y 5 de la FGJ.
Por su parte ex agentes y en activo de la Policía de Investigación, dependiente de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México que exigieron el inapelable anonimato, comentaron sobre los sucesos ocurridos el 18 de Marzo del 2021 en la comunidad de Llano Grande, municipio de Coatepec de Harinas, durante los cuales 5 de sus compañeros, junto con 8 policías estatales, resultaron muertos tras varias ráfagas de bala que salieron de los cañones de las armas de alto poder y alcance que accionaron unos 30 sicarios de “La Familia Michoacana” en contra de sus víctimas:
“Siempre pasa lo mismo. Armas y cartuchos guardados en el sótano 1, así como equipos tácticos y prefieren que se enmohesan y se oxiden los cartuchos y pistolas en lugar de repartirlas a los compañeros que mandan al sur del Estado de México”.
“Eso es inaúdito, pero ya basta compañeros y tal vez el Fiscala General de Justicia, Alejandro Jaime Gómez Sánchez, no esté enterado de esto porqué se lo oculta personal que no tiene criterio, ni valoran la vida de los agentes ministeriales. Ya lo quisiéramos ver en un enfrentamiento, así para ver sí le siguen guardando la armas y cartuchos. Los chalecos antibalas ya están caducados que vean eso”.
“Cómo es posible que los compañeros acribillados en la emboscada y masacre llevaban contados los cartuchos por eso fueron presa fácil del miedo y terror al ver que con rifles de alto poder eran materialmente masacrados por un nutrido grupo de sicarios de “LFM”, que no tuvieron piedad alguna para acabar con sus enemigos rematándolos con el tiro de gracia”.
“Eso se llama saña inaudita y esta es la forma de acabar con las gentes del gobierno de los gatilleros de “La Familia Michoacana”, con quienes habría un agravio de por medio, posiblemente derivado de un pacto no cumplido. ni mucho menos respetado por los elementos y altos mandos de la SSEM o de la FGJ, motivo por el cual posiblemente se dio la afrenta o desafío contra las dependencias y contra el mismo gobernador Alfredo del Mazo Maza”.