FISCALIA GENERAL DE JUSTICIA ALIADO SINIESTRO QUE MANTIENE “ARDIENTE IDILIO” CON GRUPOS CRIMINALES Y URBANOS

Por GABRIEL RODORIGUEZ

Tercera parte

TOLUCA, Méx.- No es de ahorita, ni de ayer, sino es de siempre que la Fiscalía General de Justicia mantiene “ardiente idilio” con grupos criminales y clicas urbanas que la llevaron a caer en el más profundo “pozo negro” del fango, del cual brota de forma alarmante la corrupción, aseguran fuentes allegadas a la escoria, escarnio y escándalo en las que sigue viéndose inmersa, como es costumbre, la pusilánime, fullera y denostada FGJ.

MAYO
Lo arriba citado puede verse avalado a la información publicada en las páginas 10 y 11 de la edición 766 del lunes 4 de mayo de 2020, cuyo encabezado rezaba:
ALIADO SINIESTRO DE LA FGJ; CASO
“LA GUERA”, PRUEBA FEHACIENTE
La nota fechada en Toluca iniciaba así:
Alejandro Jaime Gómez Sánchez, sigue con el “bozal” en el hocico que lo ha obligado a verse absolutamente discreto y a guardar profundo silencio en el escándalo caso de YOLANDA PEÑA MATA (a) “LA GUERA”, conocida en el mundo del crimen como “La Reina de la Coca” en el Estado de México.
El Fiscal General de Justicia, tras la captura y consignación de la líder y 21 de sus esbirros no ha revelado los nombres, ni motes de aquellos “puercos” policías ministeriales y “madrinas marranas” que mantenían un formal “tórrido romance” con la célula de “La Familia Michoacana” liderada por la otrora, triste y célebre narcotraficante, Yolanda Peña Mata (a) “LA GUERA”, cuyas operaciones en la venta y distribución de la droga eran particularmente los municipios de Ecatepec, Coacalco y Tultitlán.
Parece que “LA Reina de la Coca” en suelo mexiquense no ha soltado al lengua delatando a decenas de policías municipales, estatales, ministeriales, federales y agentes del M´P que la “rentearon” por varios lustros; dinero sucio y pestilente que también llegó a manos llenas de presidentes municipales de los ayuntamientos mencionados; su religión es y seguirá siendo la impunidad y corrupción.
La protección policiaca ganada a pulso mediante millonarios sobornos, llevó a Peña Mata a convertirla en la “Reina de la Coca” en el Estado de México, en una narcotraficante impune e intocable.
El lunes 18 de mayo de 2020 en la edición número 768, MI CORRESPONSAL publicó el siguiente encabezado:
“FLOREROS” DEL CRIMEN
PRESENCIA DE LAS FUERZAS FEDERALES, SSEM Y FGJ NO EVITA QUE LOS MUERTOS AUMENTEN
La información, fechada en Toluca, fue la siguiente:
La presencia operatividad de las fuerzas federales, conjuntamente con policías municipales, de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (a) y elementos de la Fiscalía General de Justicia, que conforman la rimbombante Base Operativa (BOM), no han podido reducir la avasallante criminalidad.
Las fuerzas federales, municipales, estatales y ministeriales solo sirven de “floreros” para el crimen organizado y urbano entre los cuales están incrustados los de banqueta o alcantarilla que les dejan caer todos los delitos habidos en el Código Penal que rige en el Edomex.
Con ello estos cuerpos policiacos, creen estar cumpliendo para lo cual fueron creados. A todo lo largo y ancho del territorio mexiquense se hallan arraigados bandidos a la alta escuela del crimen, principalmente en materias de narcotráfico, secuestro, matando a inocentes usuarios a bordo de combis del servicio colectivo y del transporte público, ejecutar a rivales de grupos delincuenciales antagónicos. Los robos a empresas, comercios, a casa-habitación, son entre muchos otros delitos que van en aumento cotidianamente en el Estado de México.

JUNIO
Lunes 8 de junio de 2020, MI CORRESPONSAL publico en la edición 771 la nota, fechada en San Martín de las Pirámides, cuyo cabezal decía:
GRAN MISTERIO ENCIERRA
CRIMEN DE FERNAND0 CARREÑO MOLINA
AGENTE DE RECUPERACION DE VEHICULOS ROBADOS
La información rezaba:
La Fiscalía General de Justicia a través de su “Elefante Blanco” la Fiscalía General de Justicia, se muestra paralítica y torpe aclarar el asesinato del agente de la Policía Ministerial, adscrito al grupo OCRA-ECATEPEC de Investigación de de Recuperación de Vehículos Robados, con sede en Ecatepec, FERNANDO CARREÑO MOLINA; esto hace suponer que la dependencia creó un GRAN MISTERIO, en torno a la muerte del detective, cuya carrera policiaca fue más “sombría” que transparente, según comentaron fuentes allegadas a la FGJ, no sin antes exigir el inapelable anonimato.
A ocho día de registrado el crimen del investigador, los agentes de la Fiscalía de Homicidios que tienen a su cargo aclararlo, tal parece, que aún no tienen pistas que los lleven a identificar al o los responsables del asesinato y del que no se da a conocer, hasta el momento el móvil de los sucesos.
En los instantes que se dieron los hechos, el ahora occiso Policía de Investigación se hallaba acompañado por un ex policía ministerial y “madrina” de apellido Delgadillo y una mujer.
Delgadillo ex policía ministerial, ex convicto del penal de Otumba por los delitos de abuso de autoridad y extorsión y “madrina” de Carreño Molina, se perfilaba como el presunto autor material de del crimen del servidor público, sin embargo la FGJ cerró el “hocico”, desde entonces.
En la página 9 de la edición número 773 del lunes 22 de Junio de 2020 MI CORRESPONSAL publicó el encabezado siguiente:
CASO CERRADO PARA LA FGJ
LA EJECUCION DEL AGENTE FERNANDO
CARREÑO”ROPA SUCIA” QUE SE LAVA EN CASA”
La nota fechada en San Martínez de las Pirámides decía:
La Fiscalía General de Justicia, a través de su líder, Alejandro Jaime Gómez Sánchez, parece haber tomado la sabia decisión más difícil para salir del atolladero: determinar la ejecución del agente de la Policía de Investigación, Fernando Carreño Molina, como “caso cerrado”.
Se supone que el que el autor material anda suelto burlándose de la justicia, a sabiendas que existen todos los indicios para resolver el homicidio del “Judas” Carreño Molina.
¿Qué es lo que esconde la FGJ en torno al estridente asesinato, cuando es sabido que su imagen anda por los suelos y que dicha institución, no es de fiar, lo que deja entrever en este especial caso que “la “ropa sucia se lava en casa”.
Un grupo de agentes de la Policía de Investigación comentó lo anterior, luego de exigir el inapelable anonimato añadieron:
“ANGEL DELGADILLO BARAJAS, ex policía municipal, ex policía estatal y ex agente de la PDI y una mujer que resultó herida de salvaje golpiza y de un balazo, son pistas vitales para aclarar el desenlace de los hechos (registrados en la Avenida Tuxpan, entre Circuito Pirámides y donde se hallaron 12 cartuchos percutidos de grueso calibre) durante los cuales fue ejecutado a tiros FERNANDO CARREÑO MOLINA, el cual en la inspección ocular de los acontecimientos, no se encontró su arma de cargo, propiedad de la Fiscalía General de Justicia.”
ANGEL DELGADILLO, precisan las fuentes:
“Venía trabajando para CARREÑO MOLINA (agente de la PDI, adscrito al grupo OCRA-ECATEPEC de Investigación de Recuperación de Vehículos Robados, con sede en Ecatepec), como “madrina” desde hacía meses; juntos los susodichos eran adictos a andar de maloras, transgrediendo una y otra vez la ley. Esto era del dominio de altos y medios mandos de la FGJ”.
“En este asunto hay “gato encerrado” y un profundo silencio pestilente; este caso podría destapar la cloaca de la que está llena en sus adentros (de pies a la cabeza) la Fiscalía General de Justicia, finalmente señalaron las fuentes.
El 29 de Junio de 2020 en la edición 774, MI CORRESPONSAL da a conocer a la opinión pública la nota con el encabezado siguiente:
FGJ INVADIDA POR BAZOFIA POLICIACA
“JUDAS” DE LA “CIA” APREHENDIDO POR EL ROBO MILLONARIO A MANSION DE ATIZAPAN
El balazo sobre la nota citaba:
DAMIAN RIO ANZURES, es otro más de los “ratas” de “chapa y pistola”.
En tanto los sumarios rezaban:

  • Van 9 y faltan 50 más, entre federales, municipales y “madrinas” que participaron en el estridente e histórico “cate postizo” que culminó finalmente en asalto
  • La FGR y FGJ no cesan en la “cacería” y paradero de los integrantes del comando armado-policiaco, que perpetró el asalto a una mansión del Fraccionamiento Hacienda de Valle Escondido, en el municipio de Atizapán, entre los días 3 y 4 de abril de 2020, delito que pasó a formar parte de la historia en el mundo del CRIMEN OFICIAL
    La información, fechada en Atizapán, respecto al rimbombante hecho, MI CORRESPONSAL la inició de la manera siguiente:
    La Fiscalía General de Justicia Mexiquense, bajo la batuta de Alejandro Jaime Gómez Sánchez, pasó a ser parte de la historia del mundo criminal oficial a todo lo largo y ancho del Estado de México al verse saturada e invadida por una “pura y selecta” bazofia policiaca.
    La bazofia o basura policiaca, de la que se habla, ha hecho de la FGJ, en más de un lustro solo escoria y escándalo, pozos de los que no ha podido salir la Fiscalía General de Justicia, cuya peor época es teniendo como líder a Alejandro Jaime Gómez Sánchez, que actualmente sirve para dos cosas, para nada y para lo mismo.
    A pesar de ello, la FGJ cumple con aquel viejo refrán, cuando le conviene, que dice así: “PERRO NO COME PERRO”, pero la Fiscalía General de Justicia, si.
    Esto quedó demostrado, luego que elementos de la Unidad de Mandamientos Judiciales de la FGJ cumplimentaron una orden de aprehensión en contra del Policía de Investigación (PDI) DAMIAN RIOS ANZURES, adscrito a la rimbombante Coordinación de Inteligencia y Análisis (CIA), cuyo titular es el “bueno para nada” RUBEN LARA RECIO, dependiente de la Fiscalía General de Justicia.
    Como se recuerda LARA RECIO ostenta dicho cargo como la “herencia maldita” de su antecesor, patrón y amo TOMAS ZARON DE LUCIO quien es perseguido por la INTERPOL en más de cien países del mundo por la “VERDAD HISTORICA” sobre el caso de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, Iguala, estado de Guerrero Dicho ex funcionario de la FGJ (antes PGJEM), se convirtió en un fugitivo de la justicia.
    Aun cuando se ampare, la justicia esperará el tiempo necesario para llevarlo a prisión, tras negársele dicho amparo.

Continuará…