TULTITLAN “CENTRAL DE ABASTOS” DE NARCOS, ASESINOS Y ASALTANTES DE UNIDADES DE TRANSPORTE DE CARGA

Por GABRIEL RODRIGUEZ

TULTITLAN, Méx.- Este municipio sigue siendo “CASA DE SEGUIRIDAD” para peligrosos delincuentes, temidos y sanguinarios asesinos, y no así para organizaciones criminales, entre las que brillan en todo su esplendor “El Cártel Jalisco Nueva Generación” (CJNG) y “La Familia Michoacana” (LFM), cuyo poderío ha crecido ante el débil, inepto, cobarde y corrompido gobierno de “La Reina del Cártel de Tultitlán”, María Elena García Martínez.
Fuentes allegadas al cabildo y a la Presidencia Municipal fueron tajantes y directas al afirmar seguidamente, no sin antes exigir el inapelable anonimato:
“Esta última, en complicidad con su fiel y servil aliado comisario, Ricardo Ramírez Ibarra (a) “Gepeto” y “Poli-Simios”, han hecho de éste municipio, hoy día, una “CENTRAL DE ABASTOS” para beneficio de la mafia organizada y urbana, entre cuyas actividades sobresale el narcotráfico, narcomenudeo, robo de huachicol y asalto a unidades del transporte de carga, cuya mercancía diversa va a parar a las bodegas o almacenes improvisados por los bandidos para ocultar el producto obtenido de manera violenta”.
Cabe destacar, señalan las fuentes, con índice de fuego:
“Todo mundo lo sabe que en estas operaciones fuera de la ley, participan, no uno, ni dos, sino un sinnúmero de policías municipales bajo el mando de “Gepeto” y quienes por su “honorable” trabajo, transgrediendo la ley, ganan un dinero extra con aroma a pudrición. Hoy día hay todavía policías gravemente contagiados por este virus de la corrupción, para el cual no existe vacuna alguna que los salve de esta pandemia que en un momento dado puede tornarse letal, cuando éstos traidores “Poli-Gatos” al servicio de la mafia ya no les sirvan a ésta”.
“Este es el negro panorama que se cierne tras bambalinas del gobierno municipal, cuyas riendas las lleva la tirana de la “DICTADURA PERFECTA” de MORENA y “ENEMIGA PUBLICO NUMERO UNO”, la rebelde y traidora a los pronunciamientos de todos los días del Presidente de México, ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR por garantizar la libertad de expresión y el Derecho a la Información, María Elena García Martínez “La Reina del Cártel de Tultilán”, que no puede contener la furia de la desquiciante inseguridad, violencia y narco, flagelos antisociales que mantienen en jaque al pueblo tultitlense de zonas oriente y sur”.
Como es sabido en círculos políticos y policiacos que el “CJNG” liderado por Nemesio Oseguera Cervantes (a) “El Mencho”, “LFM”, y el jefe del clan denominado “LA MANO CON OJOS”, Oscar Osvaldo García Montoya (a) “El Compayito”, son algunas otras organizaciones criminales que vieron en Tultitlán la “Tierra Prometida y “Fértil”, localidad que en su momento fue “guarida” del despiadado asesino serial de mujeres, César Armando Librado Legorreta, (a) “El Coqueto”.
A esta galería de lúgubres y sanguinarios criminales se suma “LA REINA DE LA COCA”, en el Estado de México, Yolanda Peña Mata, (a) “LA GÜERA”, tras su captura, junto con 21 de sus sicarios en abril del 2020, en el municipio de Coacalco hizo su propia leyenda con una de las células de la organización criminal con razón social “La Familia Michoacana”, cuya sede y centro de operaciones se ubicaban en Coacalco.
Desde este municipio Peña Mata, tendió sus tentáculos en la venta y distribución de las drogas a los ayuntamientos de Ecatepe y Tultitlán, donde a sus competidores (otros clanes delictivos) les declaró la guerra, que trajo consigo matanzas y ejecuciones.
Policías municipales de Tultitlán, particularmente, trabajaron con la clica de Peña Mata y no así, uniformados de la estatal, ministerial y federales, uno de éstos últimos era pareja de “La Reina de la Coca”, en el Estado de México y mismo que contaba con todos los contactos necesarios, entre ellos, encumbrados políticos, fiscales regionales, ministerios públicos y altos y medios mandos de la Fiscalía General de Justicia, que sacaran de todo tipo de problemas a la sanguinaria y temida narcotraficante y cuya leyenda trascendió a lo largo y ancho del Estado de México.
Fueron centenares de policías que ganaron millones de pesos, a cambio de brindar a la líder de “La Familia Michoacana”, información privilegiada y protección a la otrora, triste y célebre Yolanda Peña Mata (a) “La Güera”.
En octubre de 2020 la Secretaría de Seguridad del Estado del Estado de México logró recuperar un transporte de carga, el cual contaba con reporte de robo vigente, asegurando una bodega donde se encontraba mercancías de abarrotes con un valor a los 15 millones de pesos.
Los sucesos se dieron cuando los estatales, adscritos a la Dirección General de Combate al Robo de Vehículos y Transporte, fueron alertados del robo de un trailer de carga de la marca Internacional, color blanco.
Mediante el rastreo satelital del transporte de carga, los policías arribaron de manera cautelosa al domicilio, ubicado en la calle Peras y Aguacates, colonia Lázaro Cárdenas, municipio de Tultitlán, lugar se localizó el transporte de carga.
Con ello queda demostrado que Tultitlán es bodega o almacén de la delincuencia organizada y urbana y no así para los cárteles de las drogas con el consentimiento y complicidad de un gobierno inepto y corrupto, cuyas riendas las lleva la traidora y desobediente presidenta municipal de la política del Presidente de México, MARIA ELENA GARCIA MARTINEZ (a) “La Reina del Cártel de Tultitlán”.