PANDEMIA, INSEGURIDAD Y VIOLENCIA“SECUESTRAN” AL ESTADO DE MEXICO

Con palabras mentirosas el gobernador Alfredo del Mazo Maza, aseguró que en el Edoméx disminuyeron los índices de delitos de alto impacto, durante el año anterior, en 16 por ciento.
“Hemos contenido el crecimiento de la incidencia delictiva, disminuido la comisión de delitos y también mejorado la percepción de nuestras instituciones de seguridad y justicia”. Vaya cinismo. ¿Usted le cree?

Por José Santos Navarro

En actitud cien por ciento electorera y cínica, el gobernador Alfredo del Mazo Maza, vive tiempos pasados y trata de engañar al pueblo mexiquense al asegurar –con publicidad pagada-, que en 2020 disminuyeron los delitos de alto impacto, aunque, reconoce que la extorsión y feminicidio, siguen al alza. Advierte, que la pandemia impacta el empleo y se traduce en mayor riesgo de delincuencia.
El gobernador del estado de México lleva tres años con la misma cantaleta y se reconforta al decir una y otra vez que los delitos de alto impacto están a la baja: lo dijo desde 2018, luego en 2019 ante el presidente Andrés Manuel López Obrador presumió la misma mentira y, así, sucesivamente cree engañar al pueblo, pero el pueblo ya demostró que no le cree, aunque repita su mentira pagada una y mil veces.
Al inaugurar el edificio del Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública, Del Mazo anunció que que este año que inicia, dará prioridad a la Seguridad y, aprovechó el evento para culpar a la pandemia del desempleo, advirtiendo que por ello habrá más delincuencia. Lo cierto es que el dinero para Seguridad, lo destinará en apoyo de su fenecido partido el PRI. Ambos tienen la creencia y la fe de que el pueblo vote por ellos.
En sus cuentas alegres y resultados ilusorios, el gobernador del Edomex, también presumió la gran inversión que se ha realizado en tecnología y equipamiento policiaco para frenar la inseguridad. Se refería a sus camaritas de video en el transporte público, la cual, sólo sirve para alimentar de imagen a las televisoras y redes sociales, pero, en nada han disminuido este delito, al contrario, va en aumento en número, frecuencia y violencia. Esto sin considerar el narco y las policías estatales, de investigación y municipales corruptas.
Confía en este nuevo y caro aparatito llamado Consejo Ciudadano de Seguridad Pública, el cual, según él, contribuirá a las estrategias para que este año entre sus prioridades está el combate a la violencia de género, la promoción de la denuncia ciudadana, y el reconocimiento de policías, además de que se trabaja para erradicar el feminicidio y la extorsión.
Política y electoralmente derrotado, Del Mazo Maza habló bonito, como en los grandes años del PRI. Dijo que las estrategias de su administración para enfrentar a la delincuencia, está aunado al trabajo en equipo con el Gobierno federal y con la participación de la sociedad, en el Edoméx disminuyeron los índices de delitos de alto impacto, durante el año anterior, en 16 por ciento.
El desfile de mentiras y falso optimismo fue parte medular del discurso de Del Mazo, quien enfatizó que de acuerdo a recientes encuestas, en la entidad mejoró la percepción que la ciudadanía tiene sobre las instituciones encargadas de la seguridad y justicia.

¿QUIEN LE CREE?
“Este trabajo que hemos venido realizando de manera conjunta, y lo digo el día de hoy, nos ha permitido que cerremos el año 2020 con una disminución en el índice delictivo de alto impacto; una disminución del 16 por ciento en el índice de delitos de alto impacto”, recalcó al inaugurar el Edificio del Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública y tomar protesta al Consejo Ciudadano de Seguridad Pública.
Pero el cinismo profesional de que hizo gala el mandatario estatal, no quedó ahí en ese puñado de mentiras, no, agregó otras peores y sostuvo queel año pasado hubo una disminución en prácticamente todos los delitos, salvo el de extorsión, sin embargo, anticipó que su administración trabaja para erradicar éste y otros delitos que laceran a la sociedad, como el feminicidio, se mordió la lengua al subrayar que éste es una prioridad a atender y prevenir.
Del Mazo Maza apuntó que este año el Edoméx enfrentará retos muy importantes en materia de seguridad, ya que las afectaciones económicas a causa de la pandemia, impactan en el empleo y en las posibilidades de desarrollo, y se traduce en un mayor riesgo de violencia y delincuencia.
Por ello, precisó quepara enfrentar a la inseguridad, el Gobierno del estado planteó una estrategia clara, con base en cuatro objetivos; construir instituciones estatales de seguridad pública más confiables y eficaces; promover la participación social en entornos seguros; impulsar el combate a la corrupción y fortalecer el sistema penitenciario.
Acompañado por dos buenos para nada, Rodrigo Martínez-Celis Wogau, Secretario de Seguridad y Alejandro Gómez Sánchez, Fiscal General de Justicia estatal, quienes han solapado la corrupción policiaca a través de la extorsión´, abuso de autoridad y fabricación de delincuentes, Del Mazo reiteró que este año, entre sus prioridades se encuentra el combate a la violencia de género, la promoción de la denuncia ciudadana, y el reconocimiento de policías, quienes, a pesar de la emergencia sanitaria, se han mantenido en su responsabilidad, “protegiendo” a las familias mexiquenses.


Luego dijo otra gran mentira: “A través del Consejo, la ciudadanía mexiquense hace escuchar su voz y transforma sus inquietudes en acciones”. No, señor gobernador la voz del pueblo y sus inquietudes se reflejarán en las urnas el próximo 6 de junio y no en las instituciones farolonas que sólo sirven de florero, que sólo sirven para levantarse el cuello y con números falsos, cifras mentirosas y estadísticas ridículas, buscan engañar al pueblo.
Con la palabrería y el tono hueco, cínico y mentiroso de siempre, Del Mazo apuntó: “El Consejo deberá contribuir, con responsabilidad y visión, a conducir las estrategias de seguridad dentro de un entorno de complejidad e incertidumbre que enfrentaremos hacia adelante. Este año, entre sus prioridades se encuentra el combate a la violencia de género, la promoción de la denuncia ciudadana, y el reconocimiento de nuestros policías.

REY DEL CINISMO
En su mensaje, Del Mazo recalcó que desde el inicio de su administración, el Estado de México ha enfrentado enormes desafíos en el rubro de seguridad, que se han ido superando con esfuerzo, compromiso y unidad, mediante recursos humanos, tecnológicos y financieros para asegurar el comportamiento profesional que la ciudadanía exige de las autoridades.
El Gobernador reiteró que la mayor aspiración de su Gobierno es hacer de la entidad un territorio donde se haga valer la ley, se castigue el crimen y la impunidad, para crear mejores condiciones de bienestar a las familias. Bonito sueño, pero la realidad en los barrios, colonias y pueblos mexiquenses, es otra: inseguridad, violencia y muerte.
Hoy, al pueblo mexiquense le consta que en la entidad no se respeta la ley, el crimen no se castiga y la impunidad se tolera en todos los niveles de gobierno.

SERÁ EL CERENO
Por otra parte, el gobierno de Alfredo del Mazo Maza, raya en el peor de los cinismos, cuando, por un lado, asegura, promete que combatirá la inseguridad. Reconoce la difícil situación económica y de desempleo que hay entre millones de mexiquenses por causa de la pandemia, pero, el pago de impuestos no puede esperar.
Por ello el gobierno mexiquense informó que este año apuesta por una mejor eficacia recaudatoria y ayudar a los municipios mexiquenses a cobrar agua y predial, a fin de que cuenten con más recursos. Están viendo que no hay empleo ni dinero, pero, eso sí, “invitan” a pagar impuestos, justo cuando el pueblo necesita del apoyo y comprensión de sus autoridades.
Ahí bajita la mano, también pretenden precisar que el Gobierno puede quedarse con los bienes no reclamados en un embargo.