CONDENAN A 70 AÑOS DE PRISION AL “RICHIE” Y AL “JOBAS, POR HOMICIDIO

Ambos integrantes de la banda de narcomenudistas “Diez de Abril”, fueron aprehendidos en Xonacatlán y Naucalpan

Por: Elsa Bueso

Luego de un proceso judicial de siete años, el Segundo Tribunal de Alzada en Materia Penal de Tlalnepantla confirmó la sentencia condenatoria de 140 años de prisión en contra de Ricardo Gómez Ruiz alias el “Richie” y de Geovanni Jonatan Santos Luz, alias el “Jobas” o el “Negro”, ambos integrantes de la banda delictiva denominada “Diez de Abril”, que operaba en el municipio de Naucalpan.
La captura de estos delincuentes, asesinos y narcomenudistas se realizó en los municipios de Xonacatlán y Naucalpan, individualmente, tras las órdenes de aprehensión emitidas en su contra por el homicidio calificado de los jóvenes FernandoArgenis “N” y Francisco “N” de 18 y 19 años, respectivamente, quienes eran primos hermanos.
Al haberse acreditado plenamente los elementos del cuerpo del delito y su responsabilidad penal, el Segundo Tribunal de Alzada en Materia Penal de Tlalnepantla del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México, dictó sentencia condenatoria contra Ricardo Gómez Ruiz y Geovanni Jonatan Santos Luz, con pena privativa de libertad de 70 años de prisión para cada uno.
Los homicidas deberán compurgar su condena en el Centro Preventivo y de Readaptación Social de Tlalnepantla, “Juan Fernández Albarrán”, mejor conocido como el reclusorio de Barrientos.
Cabe mencionar que en el homicidio de los adolescentes también estuvieron involucrados Policías Municipales de Naucalpan, entre ellos Adriana Salazar, conocida como la China, quien sirvió de enlace con estos asesinos.
Al respecto Cristina García de Castillo, madre y tía de los jóvenes señaló que “Mis hijos fueron privados de su vida, 48 horas después de que acudimos a la Agencia del Ministerio Público Metropolitano,para denunciar a policías municipales, que los agredieron física y verbalmente; manteniéndolosprivados de su libertad sin causa justificada a bordo de patrullas, sin haberlos puestoa disposición de autoridad alguna, además de haber saqueado la camioneta que conducía mi hijo, una Pick Up Cheyenne”.
Denunció que los gendarmes al mando del entonces comandante de la Zona 12, Jesús González Martínez, al saber que tenían una denuncia en su contra, les ofrecieron dinero para que se retiraran los cargos.
“Al negarnos a esa petición, la suegra de uno de los policías de nombre Rosalba Vázquez Cortés, nos dijo que, si no aceptábamos, el pinche comandante ya sabía, cómo parar el pedo y que le había pedido a cada elemento la cantidad de cinco mil pesos. Eso fue unas horas antes de que los asesinaran”, agregó
La madre y tía de Fernando Argenis y Francisco, recordó que los jóvenes fueron sacados de una fiesta y llevados con engaños a calles de la colonia El Cadete, donde tras estacionar el automóvil modelo Caribe, en que viajaban con dos mujeres y las parejas de éstas, arribaron al lugar los asesinos a bordo de una camioneta tipo Pick Up, color verde con vidrios polarizados y comenzaron a disparar solamente contra Fernando y Francisco.
Aunque fueron más los involucrados, resaltó la afligida mujer, solamente se logró la detención de estos asesinos, que formaban parte de una banda delictiva, que tenía su punto de reunión en la colonia Plan de Ayala Primera Sección en el municipio de Naucalpan y que resultaron ser protegidos de la mujer policía, quien sigue en funciones en Seguridad Ciudadana al igual que cinco gendarmes más.
Aclaró que el comandante Jesús González Martínez y el policía Jesús Antonio Roldán Villegas, fueron cesados e inhabilitados por cinco años, mientras que el jefe de turno, Avelino Hernández Jacome, murió acribillado junto con dos policías más en mayo del 2017 y la misma suerte le tocó al policía, Victoriano Osornio Paulin, quien murió baleado a bordo de su patrulla rotulada con el número 20-3096.