FISCALIA GENERAL DE JUSTICIA “CATEDRAL DE LA IMPUNIDAD” Y TAPADERA DE “JUDAS” PECADORES

Por GABRIEL RODRIGUEZ

TOLUCA, Méx.- Abuso de poder, red de complicidades, y el tráfico de influencias al interior de la Fiscalía General de Justicia (FGJ), que en los últimos año ha llevado a la sociedad mexiquense a considerar a la nada “honorable” y munchos menos respetable institución a ganarse a todo pulso el sobrenombre de: FGJ: “Catedral de la impunidad” y Tapadera de “Judas” Pecadores, bajo el liderazgo de “FRAY ALEJANDRO” Gómez Sánchez.
Fuentes cercanas a la FGJ, comentaron enseguida, tras exigir el inapelable anonimato:
“La podredumbre, compuesta por funcionarios de “cuello blanco” y antifaz, entre los que destacan fiscales, ministerios públicos, comandantes y coordinadores regionales de la Policía de Investigación es por la cual del interior de la “Catedral de la Impunidad”, emanan olores nauseabundos y mismos que despiden por sus poros cada uno de los servidores públicos de “FRAY ALEJANDRO”, que sigue empecinado en ser el santo patrono y protector de verdaderos bandidos incrustados en la dependencia mexiquense.
“Muchos de los servidores públicos, particularmente, entre éstos, policías ministeriales que gritan a los cuatro vientos que son honestos, honrados e intachables, resultan, cuando todo mundo, sabe dentro, y fuera de la FGJ que son unos auténticos rateros, extorsionadores, secuestradores, protectores de narcos, de ladrones de transportes de carga, vehículos y mercenarios de “troquel y pistola” de delincuentes de poca monta”.
Una de las fiscalías regionales que se ven este espejo es la de Investigación y Recuperación de Vehículos Robados a nivel, que cuenta entre sus filas con agentes ministeriales que mediante el apoyo o auxilio de un sinnúmero de “madrinas” dan muestras que no hacen manicure por miedo a deteriorarse sus “uñas largas”, herramientas necesarias para cometer toda clase de tropelías que los han llevado a quebrantar la ley y la justicia.
Caso concreto el del comando armado formado por Policías de Investigación en activo y “madrinas” que hace unas semanas secuestraron a un jefe de familia, esposa e hija y por cuyo rescate exigían 150 mil pesos.
Los hechos se registraron en el municipio de Coacalco, donde elementos de la Secretaría de Seguridad del Estado de México y de la Guardia Nacional, logran dar con dos vehículos, en donde viajaban por lo menos 10 agentes ministeriales con sus respectivos “izquierdos”.
A estos plagiarios de “tropel y pistola” se les decomisaron armas de fuego de uso exclusivo de las fuerzas federales.
Las victimas identificaron a la mayoría de los plagiarios de la FGJ. Los integrantes de la banda de secuestradores, responden a los nombres de:
GUADALUPE XIMENA MARTINEZ MOLINA (Policía de Investigación), MARIA EUGENIA CERVANTES (ama de casa), LUIS ANTONIO RUBALCABA RANGEL (honorario de la FGJ), ALBERTO CARMONA ACACIO (honorario de la FGJ), y ALFONSO LEDEZMA MORALES.
En esta lista figura el agente de la Policía de Investigación, ERNESDTO RICARDO BECERRA ARELLANO, adscrito al grupo Netzahualcóyotl, de la Fiscalía de Investigación y Recuperación de Vehículos Robados, con sede en Amecameca y cuyo jefe inmediato es el comandante regional, Williams Guerra Arrriaga, de carrera policiaca dentro de la FGJ, no es clara, sino más oscura que su piel.
BECERRA ARELLANO que se hallaba enclaustrado en su domicilio en cuarentena para evitar que se viera contagiado por el COVID-19, por recomendación de la FGJ, dejó su casa para participar con su comando armado, estructurado por Policías de Investigación y “madrinas”, en el secuestro del jefe de familia, esposa e hija por quienes la banda de plagiarios exigieron como pago del rescate 150 mil pesos.
Sin embargo “FRAY ALEJANDRO”, Jaime Gómez Sánchez lo protegió bajo su sotana, por lo que BECERRA ARELLANO, no fue presentado ante el agente del ministerio público ni muchos menos haber sido consignado ante un juez; mientras cinco de sus esbirros agentes ministeriales e “izquierdos” (cinco en total actualmente están presos por los delitos cometidos en contra de 3 integrantes de una humilde e inocente familia.
Hasta el cierre de esta edición “FRAY ALEJANDRO”, Jaime Gómez Sánchez, no ha dado la cara, ni mucho menos manejado, entre los medios informativos, un comunicado de prensa color de rosa sobre el paradero y del papel que jugó el criminal ministerial de nombre ERNESTO RICARDDO de apellidos BECERRA ARELLANO. Este caso sí que es un ejemplo del “cagadero” en que se bambolea la “CATEDRAL DE LA IMPUNIDAD” y “PROTECTORA DE “JUDAS” PECADORES.

TECAMAC
Para variar la Fiscalía General de Justicia, una vez más se ve bajo los reflectores, luego de que el crimen organizado ejecutó a tiros a un hombre en la calle Cenzontle, esquina con AvenidaTepelhuitl, colonia Los Héroes San Pablo, municipio de Tecámac, dejando tras su huida los autores materiales del asesinato un mensaje en una cartulina con amenaza dirigida a comandante de la Fiscalía de Investigación y Recuperación de Vehículos Robados de OCRA-ECATEPEC , cuyo texto rezaba así:
“AQUÍ ESTA TU PROTEGIDO COMANDANTE SALAS DE OCRA, SIGUES TU, POR SEGUIR DANDO PROTECCION A “CHAPULINES” VAMOS POR TI”.
El sujeto protegido del comandante Salas, fue ejecutado a balazos por varios sicarios, cuando la víctima, de 40 años de edad se hallaba con su hijo de 13 años de edad junto a una camioneta.
El comandante Salas de OCRA, es el enésimo Policía de Investigación, de la “CATEDRAL DE LA IMPUNIDAD” y TAPADERA DE “JUDAS” PECADORES, o sea la Fiscalía General de Justicia estatal que está en la “mira” del crimen organizado que ha montado su emporio e imperio en este, como en otros municipios circunvecinos.
El Semanario MI CORRESPONSAL con relación a la narco-cartulina que los sicarios le dejaron al protegido del comandante Salas de OCRA, fuentes allegadas a la Fiscalía General de Justicia permitieron saber que el ahora occiso, identificado como Felipe “N” se le vincula con el crimen organizado, entre cuyos giros está el robo a transportes de carga (trailers) y de vehículos en Tecámac y municipios aledaños.
El presunto móvil de la ejecución de Felipe “N”, de 40 años de edad, registrada en la calle de Cedros, colonia Ciudad Cuahtémoc, municipio de Tecámac, fue posiblemente al haber puesto en “bandeja de plata” al comandante Salas a una de las bandas dedicadas a este u otros sucios negocios, entre los que sobresalen el cobro o extorsión por concepto de derecho de piso.
De este suculento negocio desde hace años el comandante Salas, cuyo verdadero nombre es JOSE MANUEL SALAS PINEDA, se ha hecho millonario, al igual que en vida lo hizo su “madrina” y ex policía municipal de Tecámac, conocido con el mote de “La Catrina”, quien fuera ejecutado a balazos, junto con su esposa, en esta localidad por sicarios al servicio de la delincuencia organizada.
Asimismo este rotativo pudo saber que el comandante JOSE MANUEL SALAS PINEDA por consentimiento de sus superiores jerárquicos, entre ellos, el coordinador regional de nombre Daniel Rivera Gamboa, “La Hamburguesa”, dependiente de la Fiscalía de Investigación y Recuperación de Vehículos Robados OCRA-ECATEPEC, le crearon a SALAS PINEDA un grupo especial, cuya orden era mantener el pleno control de las pandillas dedicadas a robo al transporte y vehículos en Tecámac, donde el mando policiaco había montado su sede, a pesar de que su base estaba en el grupo Coacalco, bajo el mando de su jefe inmediato de nombre RENE “N”, tiene la responsabilidad de suplir por cuestiones personales en el cargo de comandante regional a su cuñado Edgar Blanco Rojas,
El comandante JUAN MANUEL SALAS PINEDA, señalaron las fuentes allegadas a la Fiscalía General de Justicia, con sede en la ciudad de la mentira (perdón del chorizo) ha trabajado de la mano con policías de la Secretaría de Seguridad del Estado de México, entre las que sobresale una mujer policía identificada presuntamente de nombre de Natalia Mata Gallegos, destacada en el área de Inteligencia en Robo de Vehículos de la SSEM.
Los conocimientos adquiridos en la materia llevaron a esta policía estatal a formar parte de la cofradía policiaca que para entonces el líder era el rimbombante comandante JUAN MANUEL SALAS PINEDA, cuya oscura carrera policiaca le permitió ser parte de la estructura de la FGJ “CATEDRAL DE LA IMPUNIDAD” y TAPADERA DE “JUDAS” PECADORES.