ALFREDO DEL MAZO, SE HUNDE

Desesperado, sabedor de que se le acaba el tiempo para hacer actos disfrazados de campaña y seguir utilizando a las mujeres mexiquenses como estandarte de bienestar y apoyo, el gobernador Alfredo del Mazo Maza anunció que su gobierno seguirá brindando apoyo a las familias vulnerables. Al fin que la inseguridad y la violencia pueden seguir esperando.
A tres años de su gobierno donde sus aparatos de Justicia y procuración de Justicia, siguen sumidos en la corrupción y la impunidad, el mandatario estatal se refugia en la talacha de ir a regalar, a dar dádivas y repartir promesas, cuando la pobreza en suelo mexiquense sigue siendo exacatamente la misma de cuando él llego, pero, no entiende que la pobreza no se acaba repartiendo despensas.
Recientemente estuvo en Ecatepec donde repartió 1,700 tarjetas rosas –y ahí mismo a mujeres de Tecámac-, lo triste, es que no tuvo el talento político para que estuvieran en ese evento el alcalde de morena, Fernando Vilchis. No hubo la menor diplomacia política y, así será en adelante, más ahora que a Vilchis Contreras le quieren partir… el municipio.
En un mensaje reciente Del Mazo apuntó: “Lo que se requiere de manera muy importante, es seguir apoyando la economía familiar, y lo primero que tenemos que hacer es apoyar a las familias más vulnerables. Por eso vamos a mantener y aumentar los apoyos sociales, para ayudar a quienes más lo necesitan”, puntualizó.
A través de las redes sociales, el titular del Ejecutivo estatal destacó que el Estado de México sigue avanzando y acoplándose a la nueva normalidad, por lo que se han generado apoyos económicos y fiscales para que los pequeños negocios y las empresas puedan seguir operando.
Asimismo, señaló que es necesario seguir avanzando, lo que implica aprender y entender que la realidad cambió, lo cual representa que debe de existir una adaptación a las nuevas condiciones de vida.
Del Mazo Maza indicó que para seguir avanzando cada vez se abren más negocios, restaurantes, comercios, fábricas y empresas.