LA FGJ PODRIDA; DEL MAZO COMPLICE

Por GABRIEL RODRIGUEZ

TOLUCA, Méx.- Alfredo del Mazo Maza, no será el primero, ni el último de los gobernadores en el Estado de México que sigan “premiando” a gente inepta con cargos estratégicos dentro de su gabinete; caso concreto el de “El Torombolo” de la podrida Fiscalía General de Justicia (FGJ), Alejandro Jaime Gómez Sánchez, que con su deficiente y deplorable actuación, deja entrever, que ha hecho de la institución su propia organización criminal oficial con razón social “EL CARTEL-FGJ”, que durante más de un lustro estando al frente de éste ha dado mucho de qué hablar, y cuya religión es la impunidad y corrupción.
Fuentes allegadas a la cúpula de la Fiscalía General de Justicia, señalaron lo anterior, para añadir enseguida, no sin antes exigir el inapelable anonimato:
“Alejandro Jaime Gómez Sánchez, hasta el momento es reconocido en las esferas de la política-policiaca, como un fiscal arribista y no así un inepto e incapaz para “LIMPIAR LA CASA” de toda la mier… o estiércol que en la actualidad cubre en su casi totalidad la Fiscalía General de Justicia, donde también, cabe mencionar, que a través de otras áreas que la conforman, se llevan a cabo las tradicionales y suntuosas subastas “debajo la mesa”, para que el mejor postor se adjudique o compre una plaza sempiterna para agente de la Policía de Investigación, de coordinador de la ministerial o comandante regional, de jefe de departamento, misterio público, perito, y fiscalías regionales. Dichas plazas llegan a cotizarse de acuerdo al tamaño de los portafolios, y claro que contengan “$iento$” de miles de billetes de diferente denominación. Este jugoso negocio se da al margen de la ley, el cual sigue vigente y en activo”.
Según las fuentes confiables en la subasta de plazas intervienen funcionarios de “cuello blanco”, muy cercanos a quien otorga el “V.Bo.”, la venta de plazas, el todopoderoso fiscal General de Justicia.
“Por ello, muchos de los que adquirieron la plaza anhelada, vía, uno o dos portafolios, ya estando dentro de la institución, optan por ponerse el antifaz a cometer toda clase de actividades ilícitas, para recuperar lo invertido en la subasta o bien sin importar en la mayoría de las ocasiones colaborar con grupos delincuenciales, entre los que se encuentran incrustados los llamados (en el bajo del crimen) como “madrinas”, piezas fundamentales para los agentes en activo que urgen contar con este tipo de usurpadores de funciones, que son señalados como los principales eslabones con sicarios, gatilleros, pistoleros y líderes de clicas filiales con diferentes organizaciones criminales antagónicas”.
Por lo antes citado, las fuentes allegadas a la FGJ y Gobierno coincidieron en señalar:
“Desde las cabezas del gobierno estatal, Fiscalía General de Justicia, fiscalías regionales, comandantes y coordinadores regionales, “tropa” e “izquierdos” conforman un selecto equipo de desleales servidores públicos, listo para que en cualquier momento quebrantar la ley. Por ello la FGJ está podrida; el gobierno del Edomex juega de manera particular el papel de cómplice”.

EJECUCIONES DE
ALTOS MANDOS
Como dato adicional a lo anunciado en las líneas arriba, son las ejecuciones del ex director de Despliegue Regional, José Luis Mendoza Espinoza y del entonces comandante regional de la Fiscalía de Cuautitlán Izcalli, Israel Sotelo Corona. Crínenes en los tomó parte la delincuencia organizada oficial y por ende el crimen organizado, al cual se le adjudican las ejecuciones de estos altos mandos con la colaboración de unos cuántos “puercos” de la Policía de Investigación que colaboraron con datos de todos los movimientos de los jefes policiacos ajusticiados, cuyos hechos coincidentemente se registraron en Cuautitlán Izcalli.
Varios de sus más cercanos agentes de sus confianzas de los ahora occisos, hoy día, son “piezas” claves para aclarar las ejecuciones de Mendoza Espinoza y de Sotelo Corona. Los “puercos” que pusieron en bandeja de plata a los jefes policiacos, aún siguen vigentes y en activo dentro del “marrano” “CARTEL-FGJ”, con cargos relevantes dentro de la PDI.
En cuanto a las subastas, las fuentes allegadas a la FGJ, fueron claras y contundentes al precisar:
“Estas dejan excelentes ganancias para los funcionares de “cuello blanco” que cuentan con “luz verde” para organizar tales eventos, que obviamente tienen el “VO.BO.”, del líder de “EL CARTEL-FGJ”.
Por ello, muchos de los arriba mencionados que logran obtener la tan anhelada, próspera y redituable plaza, con el poder que les da la ley y la justicia, optan por recuperar lo invertido trabajando “muy duro” al servicio de los diferentes grupos criminales antagónicos que gustan pagar sueldos extraordinarios a los servidores públicos que harán su papel para el cual fueron contratados de: “gatos o mayordomos” y soplones.