FGR Y FGJ AFERRADAS EN LA “CAZA” DE FEDERALES QUE EN CATEO “CHAFA” SAQUEARON MANSION EN ATIZAPAN

Por GABRIEL RODRIGUEZ

ATIZAPAN, Méx.- El crimen organizado por los días 3 y 4 abril puso en evidencia al gobierno de la presidenta municipal de sangre azul y MORENA, Ruth Olvera Nieto, “La Chapulina”, como inepto y cómplice al igual que al Jefe de Jefes de “Los Pitufos” de “chapa y tolete”, Alberto Ugalde Fernández, “El Chabelo”, falto de experiencia policiaca, tras el cateo “postizo” que llevaron a cabo más de medio centenar de policías municipales locales, federales y “madrinas” a la mansión del millonario empresario Eduardo Natividad, ubicada, marcada con el número 50 de la Avenida Tepeapulco, Fraccionamiento Hacienda Valle Escondido, Zona Esmeralda, municipio de Atizapán, región denominada “Lugar de Agua Blanca”, pero para gran parte de sus residentes de clase media significa: “Tierra Narca”.
La FGR y FGJ aferradas a la “caza” de por lo menos medio centenar de federales, “madrinas” y demás integrantes del comando armado, autor del estridente e histórico acontecimiento en Atizapán, y por ende en todo el Estado de México, donde no hay ley, ni gobierno municipal, estatal y federal que frenen la inseguridad y corrupción policiaca.
Con respecto a este rimbombante caso la Fiscalía General de Justicia Mexiquense informó por medio de comunicado de prensa lo siguiente que:
El agente del ministerio público de la FGJ, consiguió la vinculación a proceso de CESAR MIGUEL “N”, quien era servidor público de la FISCALIA GENERAL DE LA REPUBLICA (FGR), tras acreditar su probable participación en los delitos de robo con violencia a casa habitación y asociación delictuosa, ya que es investigado por su relación con hechos registrados el primer fin de semana de abril, cuando varios sujetos ingresaron al Fraccionamiento Hacienda de Valle Escondido, en Atizapán de Zaragoza, y habrían sustraído diversos objetos de valor de una de las residencias.
Luego de revisar los elementos de prueba recabados y aportados por el ministerio público, un Juez determinó iniciar un proceso legal en su contra, con un plazo de tres meses para el cierre de investigación y una medida cautelar de prisión preventiva, por lo que deberá permanecer interno en el “Penacho” de Reinserción de Tlalnepantla.