FERNANDO VILCHIS LEJOS DE TERMINAR CON LA PANDEMIA DE LA VIOLENCIA QUE AZOTA A ECATEPEC

Por GABRIEL RODRIGUEZ

ECATEPEC, Méx.- Ecatepec es uno de los municipios del Estado de México que en los últimos meses sufre los embates del mortal virus del COVID-19, que lo ha llevado a los primeros lugares ante esta terrible encrucijada, que viene a sumarse a la pandemia de violencia que azota a los ecatepense, debido a que el presidente municipal “prieto” de la 4ª Transformación, Fernando Vilchis Contreras, está lejos de terminar con este flagelo antisocial.
Ecatepec vive actualmente un panorama desolador, de olvido, sufrimiento de intranquilidad, de falta de armonía y sobre todo de paz por un inútil alcalde que junto con el flagelo antisocial llamado violencia, son “El Enemigo Público Número Uno” de los habitantes de Ecatepeec, municipio que no deja de estar en la “mira” de las organizaciones criminales, azote de los ecatepenses.
Un caso que sirve de ejemplo para lo antes citado, es el registrado en días pasados cuando dos parejas que viajaba en un automóvil Toledo, color rojo, por la Avenida Central, a la altura del Metro Ecatepec, con dirección a la Ciudad de México, fueron interceptados por los ocupantes de por lo menos dos vehículos, cuyos ocupantes hicieron “llover” una ráfaga de metralla contra sus cuatro víctimas del auto color rojo.
Tras el ataque mortífero, los sicarios que viajaban en los misteriosos autos, y por cuyas ventanas los gatilleros “rafaguearon” a los ocupantes del coche Toledo, lograban escapar.
Este caso dijo la policía se puede tratar de un ajuste de cuentas de uno de los muchos cárteles de las drogas que se disputan la “plaza”, cuyos “puntos rojos” los tienen bien ubicados y controlados algunos compañeros transgresores de la ley, es decir, también bajo la batuta de Roberto Hernández Romero, “El Zapato” o “El Chanclotas”, ex director de Seguridad Pública en Texcoco y quien carga en sus lomos el estridente evento de los floristas contra policías de Texcoco, que desencadenaron los sucesos, en violentos en la tierra de la barbacoa, y los cuales dieron pie para que los afectados denunciaran la violación a los derechos humanos.
Regresando a los hechos ocurridos en la Avenida Central, a la altura del Metro Ecatepec, el ataque de presuntos narco-menudistas, que dejó un saldo de dos muertos, un hombre y una mujer.
Al lugar arribaron varias patrullas de la policía municipal y una unidad médica, cuyos para-galenos certificaron la muerte del conductor del Toledo rojo, así como el de una mujer que viajaba en la parte trasera del coche, ambos de aproximadamente 30 y 35 años de edad, respectivamente.
Otra pareja de hombre y mujer que resultaron heridos de consideración bajo la “lluvia” de balas que vomitaron los cañones de rifles de alto poder llamados “cuerno de chivo” y pistolas de calibre 9 mm, accionados y utilizados por los gatilleros para efectuar la mortal acción, quienes finalmente se dieron a la fuga en los dos misteriosos autos.
La otra pareja (hombre y mujer) que resultó lesionada gravemente, fue llevada al hospital de zona para su inmediata atención médica.
La Fiscalía General de Justicia. a través de su personal: ministerio público, peritos y agentes de la Policía de Investigación se dieron a la tarea de dar de los hechos, en los cuales se hallaron más de una veintena de 25 cartuchos regados .223 y 9 mm. La FGJ para poder aclarar la masacre recurrió a las cámaras de video de vigilancia de la zona y colonias aledañas a efecto de identificar, localizar y capturara los mafiosos que perpetraron la matanza.