EDOMEX EL INFIERNO QUE FALTABA

Por José Santos Navarro

Sexenios y gobiernos mexiquenses priistas van y vienen, pero, ninguno ha sido capaz de frenar el asesinato contra mujeres. Femenicidios cada vez más salvajes, violentos y hasta con tintes diabólicos: descuartizadas, encobijadas, quemadas o desaparecidas, son los peligros que deben sufrir a diario las mujeres, por vivir en el estado de México: El infierno que faltaba.
En la violencia de género el Edomex se pinta sóla, es herencia. El narcotráfico, faminicidio, el abuso de poder político e impunidad se dispararon desde el gobierno de Arturo Montiel, quien cerró su gobierno arrebatándole sus hijos a su esposa, la francesa Maude Versini, quien hasta la fecha recorre un largo camino judicial para recuperar a sus hijos, luego de que el exgobernador Montiel utilizara el tráfico de influencias para “aplastar” a su mujer y quitarle los hijos.
Coincidencia quizá, pero desde esos años el Estado de México está considerado con datos oficiales y recientes del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), como la entidad más peligrosa del país para las mujeres. Luego, le siguieron en la gubernatura Enrique Peña Nieto, cuya muerte de su primera esposa Mónica Pretellini, quedó envuelta en un misterio y, posteriormente, se divorció de la primera dama, Angélica Rivera, en plano poco amigable. Eruviel Ávila, también divorciado, aunque muchos aseguran que volvió a casarse para “taparle un ojo al macho”.
Datos recientes precisan que en enero se cometieron cinco feminicidios. Y aunque esta vez no lideró la lista, en todo el 2019 se cometieron 122 feminicidios, colocando al estado como el segundo más violento para las mujeres.
En la lista de las 35 ciudades –a nivel nacional- con mayor violenica y feminicidios, figuran Ecatepec, Toluca, Chimalhuacán, Ixtapaluca y Naucalpan. En Ecatepec el alcalde de morena, Fernando Vilchis no ha podido con el paquete. Le gana la violencia a su buena voluntad y, debe apurarse porque se vienen los tiempos electorales y, está precisamente, la violencia de género será el arma letal y efectiva con que será cuestionado por sus adversarios políticos, quienes en campaña saben que todo se vale.

DE POCO SIRVIÓ
A pesar de movimientos feministas registrados el pasado 8 de marzo y la masiva participación de #Un Día sin Nosotras que tuvo un gran impacto a nivel nacional, de muy poco sirvió porque la realidad sigue siendo de espanto, de nueva cuenta, la mujer es víctima de la inseguridad y de la violencia intrafamiliar, máxime en esta época de contingencia sanitaria en que las mujeres tuvieron que convivir tiempo completo con sus agresores. Lamentablemente dentro del hogar. Las numerosas denuncias en agencias del ministerio público, dan fe, de la violencia de género.
Por otra parte, las cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), son de espanto, macabras, sólo el gobernador Alfredo del Mazo y los alcaldes de municipios marcados por la violencia de género como Ecatepec y otros de zona oriente, son escalofriantes las cifras, pero, la inoperancia y falta de resultados en procuración de justicia, es evidente en el Edomex. El gobernador no ha podido con el “paquete”.

EL MAS PELIGROSO
El Estado de México ha sido considerado, históricamente, (por datos del INEGI), como la entidad más peligrosa para las mujeres del país. En enero de este año se cometieron cinco feminicidios. Y aunque esta vez no lideró la lista, en todo el 2019 se cometieron 122 feminicidios, colocando al estado como el segundo más violento para las mujeres.
El feminicicio es un delito que sigue creciendo en el Edomex, el gobernador Alfredo del Mazo Maza y alcaldes de Ecatepec, Tultitlán y otros municipios se han mostrado inútiles, autoridad insensibles incapaces de exigir a sus cuerpos policiacos respuestas positivas para la ciudadanía. Del Mazo sabe que su gobierno no camina bien, que la inseguridad, violencia, narco, corrupción e impunidad, dejan a su gobierno ante un rechazo popular que será decisivo en la próxima elección. Del Mazo sabe que ya está solo.
El feminicidio es un delito que sigue creciendo desde 2018 hasta la fecha, los mata-mujeres se saben impunes, saben que la ley y la justicia no se aplica en el Estado de México, en los últimos cinco años se han registrado 415 feminicidios
Cifras proporcionadas por la Fiscalía General de Justicia del estado de México a la Comisión Especial para dar Seguimiento a las Alertas de Género, destacan que Ecatepec es el municipio primer lugar en inseguridad para las mujeres y, de ahí, que en sus marchas las jóvenes cuando salen a manifestarse en las calles del municipio, nunca faltan las cartulinas con el siguiente mensaje o demanda: “En Ecatepec, mi vida vale menos”.