SUFRE ECATEPEC INAUDITA VIOLENCIA

Mientras continúe la salvaje violencia e inseguridad en Ecatepec, de poco o nada le servirá al presidente municipal de morena, Fernando Vilchis Contreras, andarse tomando fotos muy de madrugada en vistosos y poco efectivos operativos de vigilancia, porque los asaltos y crímenes se perpetran las 24 horas del día. Los operativos conjuntos y mañaneros como el más reciente entre Ecatepec y Jaltenco, sólo son paliativos, curitas, jarabitos que buscan un efecto electoral, más que de solución al conflicto de inseguridad que viven los mexiquenses.
Es cierto y es vieja práctica que “ratas”, bandas, pandillas y hasta policías municipales y de la ciudad de México, le pegan al peligro o venden protección a los delincuentes de todo tipo, los cuales, utilizan el efecto “cucaracha”, es decir, roban, asaltan, matan, violan, secuestran, extorsionan, venden droga en determinadas colonias con etiqueta de peligrosas ya en la ciudad de México o municipios colindantes, para esconderse y, donde, ya tienen sus rutas de escape y protección.
Estos operativos y retenes policiacos en las noches y madrugadas sólo sirven para alimentar las estadísticas y, presumir que se detuvieron a decenas de personas por diversos motivos, aunque la gente sabe que esos motivos son el abuso policiaco y la fabricación de delincuentes. No es nuevo que los delincuentes tengan sus zonas o puntos para asaltar, robar, violar y matar, para correr de un municipio a otro, ya sea en la entidad mexiquense o la ciudad de México, en este caso concreto, Ecatepec ha firmado acuerdos de cooperación con la alcaldía Gustavo A. Madero, Tecámac y recientemente con Jaltenco, donde los alcaldes de Ecatepec, Fernando Vilchis y de Jaltenco, José Rosario Romero Lugo, firmaron uno de estos acuerdos de presunta seguridad.

ESPERABA TURNO
El jueves 6 de febrero fue ejecutado el chofer de una camioneta colectiva. Testigos de los hechos dijeron a la policía que el asesino sorprendió al trabajador del volante, quien estaba esperando su turno para cargar pasaje, cuando, de repente fue baleado y quedó muerto, sentado frente al volante.
El crimen se registró al filo de las 10:00 de la mañana en la base de la línea San Pedro – Santa Clara, ubicada en el cruce de las avenidas Chiapas y Las Torres en la colonia Ampliación Tulpetlac, Ecatepec. El infortunado chofer recibió cuatro balazos, uno de ellos en la cabeza. Como siempre, la policía municipal toma datos, la policía de investigación no investiga y el ministerio público abre otra carpeta de investigación que se irá a la congeladora.

CAE ASESINO DE BRENDA
El cuerpo desnudo y semi calcinado de una mujer sin vida, fue hallado también a mediados de este mes de febrero. No hay detenidos, no hay nada, sólo miedo y odio entre la población que a menudo ya ve estos escenarios de muerte sin justicia.
Los hechos se registraron en el interior de una casa ubicada en la calle Rosa de Olivo, colonia Viviendas Venta de Carpio. La víctima tenía aproximadamente 23 años de edad y la policía presume que se trata de un crimen de odio, un feminicidio. Familiares de la víctima ya aportaron datos a la policía de investigación y, afortunadamente este caso fue esclarecido.
Dos días después de los lamentables hechos, la policía municipal de Ecatepec detuvo en calles de la colonia San Isidro Atlautenco a Abraham Raymundo, de 24 años de edad, quien dijo ser novio de la mujer muerta y semiquemada quien respondía al nombre de Brenda Josseline quien fue golpeada con una pesa de mano (de gimnasio) y luego, intentó quemarla. También como es costumbre, los uniformados dijeron que el detenido les ofreció 10 mil pesos para que lo dejaran ir.

OTRO FEMINICIDIO
Alejandro Alberto “N”, El Chiquilín, de 30 años de edad, fue detenido acusado de de haber participado en el asesinato de dos mujeres, una de ella, menor de edad. De acuerdo a las investigaciones se dice que este sujeto es narcomenudista en la zona de Ecatepec y Coacalco.
Los hechos se registraron en la primera quincena de febrero cerca de una tienda departamental en la colonia Luis Donaldo Colosio. Las imágenes del doble homicidio aún siguen vivas en la mente de los vecinos, pues la joven madre y su hijo quedaron muertos sobre la banqueta. Ella de 29 años y su pequeño de tan sólo 9 años.

ESPELUZNANTE
Los cuerpos sin vida de dos hombres, torturados, atados y vendados de los ojos, fueron hallados dentro de un automóvil compacto Tsuru en una calle de la colonia San Nicolás Chiconsutla, Ecatepec. Ambos hombres estaban brutalmente golpeados del rostro.
Fueron vecinos de dicha colonia quienes al percatarse de un automal estacionado que no era de ninguna familia de la zona, decidieron asomarse y descubrieron que en el asiento trasero del auto, estaban los dos cuerpos sin vida, por lo cual de inmediato informaron a la policía, pero, los paramédicos sólo llegaron a comprobar que ambos estaban muertos. Así las cosas en Ecatepec.