CHIVATAZO FALLIDO EN SULTEPEC: NO ERAN NARCOS, SOLO TRES DAMAS

Por José Santos Navarro

Basta de atropellos!…Policía Estatal, asesina y ¡Exigimos justicia!, eran los gritos y demandas en pancartas de vecinos de El Rincón de Cristo, Sultepec, estado de México, donde policías estatales –sin ton ni son- abrieron metralla contra un helicóptero en vuelo, pensando que eran narcos: El chivatazo falló. El aparato se desplomó, el piloto murió de un balazo en la espalda y tres mujeres adultas resultaron lesionadas con golpes múltiples.
Este incidente ya lo denominan “Tlatlaya 2”, porque el gobierno de Alfredo del Mazo Maza a través de la Fiscalía General de Justicia del Edomex a cargo de Alejandro Jaime Gómez Sánchez, tratan de ocultar la realidad de los hechos, donde la policía estatal que comanda Maribel Cervantes, llegó y abrió fuego, tiró a matar al piloto y, este caso, podría costarle el cargo a la mujer policía que no ha dado respuesta y solución a la inseguridad.
La mortal equivocación de los policías estatales se registró el pasado domingo, día del Padre, al filo de las 19:30 horas, cuando, cuando integrantes de la familia Flores Sánchez, muy conocida y digna en esta zona alta de Sultepec, festejaba a los papás. Luego, una señora de la tercera edad, se sintió mal, motivo por el cual, la familia optó por alquilar un helicóptero para llevar a su familiar a un hospital de la zona de Sultepec.
El helicóptero ambulancia bajo, tripulado sólo por el pilóto Luis “N” de 59 años de edad. Subieron las pasajeras, el aparato alzó el vuelo y, segundos después se escuchó una fuerte metralla. Familiares y vecinos se percataron que eran policía estatales quienes disparaban directo al helicóptero, el cual, se desplomó. Hay video de los hechos. No puede mentir el fiscal Gómez Sánchez ni la titular de la SSEM, Maribel Cervantes: fue su gente.
Ante la mortal equivocación y al percatarse de su error, pensando que se trataba de gente del crimen organizado, los policías estatales no pidieron auxilio de ambulancia ni médico, ponían de pretexto que por la zona boscosa, los radios no tenían señal. Los hechos se registraron al filo de las 19:30 horas y, las tres mujeres de edad avanzada fueron atendidas en horas de la madrugada en un hospital regional. Los estatales buscaban la forma de maquillar su mortal error.

EL CINISMO
Ante tal situación, el fiscal general de Justicia del Edomex, Alejandro Jaime Gómez Sánchez, emitió un mentiroso boletín informativo, ocultando la verdad, diciendo que “aparentemente” el piloto ni el helicóptero presentaban impactos de bala. Era falso. Los testigos y familiares se percataron que el piloto murió presentaba un balazo en la espalda y, milagrosamente las tres mujeres sólo presentaban golpes, crisis nerviosa y un gran espanto ante lo ocurrido.
Dos días después, el martes 18 de junio, vecinos de Sultepec y familiares de las tres mujeres, se manifestaron en Toluca frente al palacio de Gobierno, el gobernador Alfredo del Mazo no los atendió. En sus demandas, grito y pancartas exigían Justicia: ¡Basta de atropellos…Policía Estatal, asesina!; ante tanta evidencia el gobernador mexiquense tendrá que actuar con justicia y poner ejemplares castigos: correr a Maribel Cervantes quien no ha dado los resultados esperados en materia de seguridad pública.
Sobre estos hechos, ya también tomó conocimiento la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM), la cual informó que abrió una investigación y solicitó medidas cautelares e informes a la Secretaría de Seguridad y a la Fiscalía del Estado de México. Mientras que ésta declinó la competencia de la investigación y la cedió a la Fiscalía General de la República (FGR), por tratarse de un delito federal, por la caída del helicóptero. No hay espacio para la mentira, el gobernador Del Mazo tiene una auténtica bomba de tiempo en las manos: otro caso Tlatlaya donde la autoridad busca esconder la verdad.

REDES SOCIALES
En las redes sociales se difundió un video tomado de teléfono celular, donde se observa cómo el helicóptero matrícula XB-PQH, color azul y blanco se eleva, luego se escuchan ráfagas de disparos, donde claramente se observa a un grupo de policías estatales quienes dispararon a matar y, al percatarse de su grave y mortal error, hablaban por teléfono, juraban que ellos no dispararon, que el helicóptero no tenía huellas de disparos y el “muertito” se había muerto solito, que tampoco tenía heridas de bala.
Los testigos vieron otra cosa, la realidad: el piloto presentaba golpes en casi todo el cuerpo, pero, también una herida de bala en la espalda. Será interesante esperar las primeras investigaciones, conocer si en verdad el helicóptero era ambulancia, de qué empresa u hospital era, además, de la curricula del piloto. Corrió el rumor de que alguien dio un “pitazo” a la policía estatal de que había una fiesta donde había gente del crimen organizado.
Pero, ello era imposible, porque en caso de ser cierto, la policía estatal nunca hubiese llegado tan cerca. Toca a la Fiscalía General de la República a cargo de Alejandro Gertz Manero dar a conocer el resultado final de la investigación. Alfredo del Mazo sabe que no puede meter las manos, que no puede mover nada. Tendrá que esperar y, conocer que sus dos brazos para combatir la inseguridad y mejorar la procuración de justicia, le fallaron al pueblo desde el principio. Es cuestión de tiempo.

Comentarios

comentarios