ALFREDO DEL MAZO, INVOCA UNA UNIDAD QUE NO EXISTE

Por José Santos Navarro

Tras el desmoronamiento del PRI nacional y los augurios de que este partido está muerto, el gobernador del estado de México, Alfredo del Mazo Maza, lanza un desesperado llamado a la unidad: la militancia cuestiona: ¿Cuál unidad?
Poco a poco Del Mazo se convierte en un “llanero solitario” de la política. Pasan los meses, se queda solo. El otrora poderoso partido político, considerado la mayor y mejor agencia de empleo para políticos, está en quiebra, en números rojos y sin credibilidad.
Del Mazo irremediablemente cabalga sin rumbo, se queda solo, en dos años más, se percatará en las elecciones intermedias (2021) que el PRI está desahuciado, sin remedio y que él, perderá muchos otros municipios y que, mantendrá en su contra a un congreso local adverso: de Morena.
La reciente renuncia del doctor José Narro a la militancia y a la dirigencia nacional del tricolor, da la puntilla al remedo de partido en que quedó convertido después de la peor de las derrotas, del pasado 1 de julio de 2018, donde por cierto, el actual presidente de México, de Morena, Andrés Manuel López Obrador dará un informe intermedio a un año de su triunfo electoral. Habrá gran fiesta, mientras en el PRI rezan y preparan el velorio.
La renuncia del doctor Narro, fue como un certificado de defunción: Sostuvo que el PRI tiene el cáncer de la simulación y a través de las redes sociales, dijo que él no quiere ser parte de esta comedia (la elección para la dirigencia nacional), dado que todos los dados apuestan a favor de Alejandro Moreno, Alito, quien fue señalado por el dedo de Enrique Peña Nieto e, incluso, del presidente Andrés Manuel López Obrador. La denuncia generó una fuerte sacudida, el impacto al partido fue peor que el asesinato de Luis Donaldo Colosio.
Hoy también el doctor José Narro ve un PRI hambriento y sediento de justicia interna, pero no, sólo hay una camarilla de todopoderosos, dueños del partido, agiotistas del poder que se quieren quedar con las migajas y, para lograrlo, recurren al viejo estilo de imponer, arrebatar y separar a quien se opone. El PRI a nivel nacional y en especial el del Estado de México, también tiende a desaparecer.

PEÑA, EL BAILADOR
Es por ello que mientras el Tricolor se desbarata, se rompe en sus entrañas; mientras que aquel que hasta hace un año fuera el primer priísta, Enrique Peña Nieto, anda dando vergüenza ajena, bailando con su novia a la cual le lleva más de 30 años. Salió tan mal bailador como presidente.
Alfredo del Mazo se está quedando solo. Es el “Llanero solitario” y cabalga sólo por el Edomex, aunque ande muy activo con sus programas sociales, repartiendo salario rosa y frijol con gorgojo. La inseguridad y procuración de justicia siguen siendo piedra en el zapato. Está preocupado, sabe que su futuro es incierto, que su retiro de la política tendrá que darse al terminar su gestión, sino es que se “enferma” antes. Usos y costumbres de la política.
Está tan solo, que hace unos días acudió a Palacio Nacional para rendir pleitesía al Presidente de México, a uno de sus peores y más odiados adversarios, al mandatario López Obrador a quien ofreció su apoyo, pero también le pidió ayuda para sacar adelante las obras pendientes como el Tren Interurbano México-Toluca, el Aeropuerto Internacional “Felipe Ángeles” y los avances de obras y proyectos en el rubro de comunicaciones, las cuales fortalecerán la conectividad de la entidad.

Comentarios

comentarios