TRANSPORTISTAS ALZAN LA VOZ EXIGEN A DEL MAZO, SEGURIDAD

Por José Santos Navarro

Terminó la Semana Santa pero el diablo en el estado de México sigue suelto. Transportistas mexiquenses exigieron al gobernador Alfredo del Mazo mayor seguridad no sólo para el pasaje, sino que también para ellos, porque están siendo víctimas de extorsión, robo y quema de vehículos y, hasta secuestro por parte de grupos delictivos.
Advierten que la situación llegó a niveles desesperantes, al grado, de que cada vez más usuarios –pasajeros- viajan armados, responden a balazos a los delincuentes, aunque de esto no se haga mucha bulla en los medios, advierten.
Dueños y representantes del transporte público, denunciaron que en un mes han sido quemadas 18 unidades; un operador secuestrado otro asesinado y dos baleados en las rutas que cruzan Zumpango y Tecámac; cuyas pérdidas ascienden a los 7 millones de pesos.
Aseguran que los botones de pánico en las unidades de pasajeros, no han dado el resultado que se esperaba, desinhibir el delito, al contrario, se ha incrementado y los videos sólo sirven a los medios de comunicación para cubrir sus espacios informativos. “Cuando son activados los botones de pánico, la respuesta no es inmediata, ni eficaz”, denunciaron.
Otra realidad que la autoridad sabe y voltea para el otro lado, es que el clima de inseguridad que existe en el Estado de México, principalmente en el Valle de México (Ecatepec, Coacalco, Naucalpan, Tlalnepantla y otros como Zumpango y principalmente Tecámac, independientemente de otros más de la zona oriente, están obligando a los operadores del transporte público a dejar su fuentes de trabajo por miedo; cuando no es el rata, es el policía de tránsito, pero el transporte público se ha convertido en rehén de la delincuencia, aseguran los dueños del transporte, quienes hastiados de tanta violencia y sangre, se animaron a levantar la voz y exigir seguridad al gobernador Alfredo del Mazo.
De igual manera, los transportistas pidieron mayor seguridad para los usuarios de este servicio puesto que la mayoría son mujeres y estudiantes.

ADVIERTEN MANIFESTARSE
Otros transportistas que también alzaron la voz para que el gobernador Alfredo del Mazo, sepa que las cosas no van bien en su gobierno, fue Omar Pérez, representante de la empresa Autotransportes Zitlali SA de CV la cual corre del municipio de Zumpango a la Central de Abastos de Ecatepec y de Tecámac, denunció que 14 unidades han sido quemadas, un operador asesinado, otro secuestrado u dos bateados por delincuentes.
Indicó que 40% de los operadores han abandonado su trabajo por las extorsiones, amenazas y robos. Lo que ha generado una pérdida de siete millones de pesos.
“Hacemos un llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador y al gobernador del Estado de México, Alfredo de Mazo, a que brinden seguridad al gremio del transporte”, señaló en conferencia prensa.
Héctor Escalona, director general del Consorcio de Emprendedores del Transporte 30 de Octubre, dijo que en caso de no tener una respuesta por parte de las autorizadas estarán convocando a todos los transportistas a una manifestación.
“El gobierno federal y del Estado de México no sé qué están esperando para acabar con esta delincuencia que tiene amenazados no solamente a los choferes sino a los usuarios”.
Finalmente, el pueblo mexiquense también envía un mensaje al gobernador Del Mazo, pidiéndole que no se deje engañar por los funcionarios de su gobierno quienes le aseguran que todo va bien, que la ley y la justicia triunfan. ¡No! Señor gobernador en las calles, por las que usted nunca anda ni conoce, la violencia y la inseguridad son el pan de todos los días.
En la tele y en las revistas y, hasta en redes sociales, sale el mandatario, lo que queda del PRI, dando banderazos a nuevas unidades del transporte público, las cuales presumen están equipadas, lo invitan a subir y hay asientos de lujo, huelen a limpio… ¡No! Señor gobernador, lo engañan, usted se baja de esa unidad y le quitan los asientos para ponerles tablas y transportar como animales o mercancía a la gente, la más que se pueda. Así las cosas, señor gobernador. No deje que lo engañen. Ahora que regrese de sus vacaciones atienda usted este problema, de lo contrario, delo todo por perdido.

Comentarios

comentarios